Casi 400 festeros participan en el III Desembarco Moro en El Postiguet

Un moro con su espada. / LP
Un moro con su espada. / LP

El concejal de Fiestas anuncia una Semana Grande para 2020 que sume «devoción» y «cultura» en torno a la Patrona de la ciudad

EPALICANTE.

Casi 400 festeros participaron ayer en el III Desembarco Moro de Alicante en la playa de El Postiguet. Las abanderadas y los capitanes de los moros de Altozano, El Rebolledo y El Palamó participaron en un evento en el que las huestes de la Media Luna escenificaron una guerrilla con disparo de arcabucería. La Embajada Cristiana, por su parte, la protagonizaron los festeros de El Rebolledo.

El desembarco se presentó el viernes y para ambientar la zona, desde el pasado miércoles hasta este domingo , se ha instalado un zoco árabe en el estacionamiento del Paseo de Gómiz.

Para visualizar mejor el espectáculo, se instalaron dos pantallas gigantes de LED en el Paseo de Gómiz, a la altura del denominado 'scalextric' de la playa de El Cocó.

El presidente de la Federación Alicantina de Moros y Cristianos (FAMYC), Emilio Carretón subrayó que, «aunque esta es la tercera edición, existe documentación de que en el siglo XVI ya se celebraba un desembarco moro en Alicante coincidiendo con lo que se denominaban Fiestas Propias de la Ciudad».

Virgen del Remedio

Además, para ayer y hoy se organizaron actos dedicados a la Virgen del Remedio, Patrona de Alicante. El primero de ellos fue el disparo de Salvas de Ordenanza en su honor.

Después, por la tarde, en la Concatedral de San Nicolás, se desarrolló la Vigilia Eucarístico-Mariana, organizada por la Adoración Nocturna y la Real Archicofradía de Nuestra Señora del Remedio.

Para hoy, volverán a ser disparadas al mediodía las Salvas de Ordenanza. A las 19.00 horas será el obispo de Orihuela-Alicante, Jesús Murgui, quien presida la Misa Solemne en honor a la Patrona, en la Concatedral de San Nicolás. Desde este mismo lugar partirá la procesión en torno a las 20.00 horas. La comitiva discurrirá por la calle Labradores, Plaza de San Cristóbal, calle Primo de Rivera, Rambla, y las calles Mayor y Muñoz. Antes de que la imagen de la Virgen del Remedio entre en la Concatedral será la Banda Sinfónica Municipal la que interprete el Himno Nacional.

Asimismo, el concejal de Fiestas, Manuel Jiménez, anunció para 2020 una Semana Grande -la primera de agosto- que sume «devoción, fiesta y cultura» en torno a la Patrona de Alicante. «Una manera, además, para que conozcan rasgos de nuestra cultura, identidad y razón de ser», explicó el edil. Ese conjunto de actos tendrá como puntos significativos la Alborada, el Desembarco Moro y la Procesión de la Virgen del Remedio.