Los empresarios exigen diez obras prioritarias para la economía de Alicante

El aeropuerto de Alicante-Elche, que se encuentra entre los primeros veinte de Europa en volumen de pasajeros, no tiene conexión ferroviaria. / lp
El aeropuerto de Alicante-Elche, que se encuentra entre los primeros veinte de Europa en volumen de pasajeros, no tiene conexión ferroviaria. / lp

La Cámara de Comercio y la CEV elaboran un decálogo con las infraestructuras clave para el desarrollo de la provincia

C. C. / EFE ALICANTE.

La provincia de Alicante podría despegar económicamente con diez grandes infraestructuras que están pendientes de construir. Son proyectos necesarios e históricamente reivindicados y han sido sintetizados en un decálogo que ayer presentaron los empresarios alicantinos. Tanto la Cámara de Comercio como la Confederación Empresarial Valenciana (CEV) defienden estos argumentos y cifran en 3.029 millones de euros el coste de las diez actuaciones viarias y ferroviarias pendientes de acometer y que son prioritarias en la provincia.

Los presidentes de la Cámara, Juan Bautista Riera, y de la CEV en Alicante, Perfecto Palacio, presentaron juntos un estudio y este decálogo de infraestructuras «prioritarias e imprescindibles», en un acto en el antiguo hotel Palas ante más de un centenar de empresarios.

El informe 'Alicante Horizonte 2020-2030. Necesidades de Infraestructuras en la provincia de Alicante' ha sido realizado por un equipo de trabajo encabezado por Armando Ortuño, director de Ineca, con Jairo Casares Blanco y Vicente Mateu Valero como colaboradores.

El tren al aeropuerto, el ensanche de la N-332 y el corredor mediterráneo, indispensables

El coste total de las actuaciones, diez en total, asciende a 3.029 millones de euros, y entre las infraestructuras destaca el eje ferroviario Alicante-Elche, incluyendo la conexión del Cercanías al aeropuerto con estación en la Institución Ferial Alicantina, que tendría un coste de 295,4 millones.

Los más demandados

Otra de las necesidades es la mejora de la línea del tren Alcoy-Xàtiva (22 millones), el tren de la Costa Valencia-Alicante (1.648), la finalización del Corredor Mediterráneo y mejora acceso ferroviario al puerto de Alicante (216) y el intercambiador ferroviario de mercancías del sur de la Comunitat en San Isidro (105).

También el tercer carril de la autovía A-70 entre Alicante y Elche (105 millones), la duplicación de la carretera CV-95 Orihuela-Torrevieja (446), el tercer carril de la A-31 de Elda a Monforte del Cid (162), la duplicación de la variante de Torrevieja (30) y la creación de una mesa de diálogo para debatir el futuro de la AP7 -autopista Alicante - Valencia por la costa-. Los empresarios consideran que son diez prioridades para que la economía alicantina no se quede atrás con respecto a sus competidores. Más allá de colores políticos, la intención del tejido empresarial es que se contemplen estas obras en los Presupuestos Generales del Estado o en los de la Generalitat.

El presidente de la Cámara, Juan Bautista Riera, recordó que «Alicante es una provincia diversa, profundamente atomizada» y que «mientras que otras centran su actividad empresarial en las áreas metropolitanas de las capitales, Alicante reparte su actividad a lo largo de todo el territorio, de todas sus comarcas, con una riqueza productiva que nos coloca entre las primeras de nuestro país». Por este motivo, añadió que las infraestructuras «deben responder a esa idiosincrasia y por tanto a las demandas de los sectores y de la sociedad para facilitar el desplazamiento de personas y mercancías».

Por su parte, el presidente de CEV Alicante, Perfecto Palacio, manifestó que «un déficit de inversión en infraestructuras puede suponer un importante cuello de botella, un lastre para aumentar la productividad y los niveles de competitividad de las empresas alicantinas, y un aliciente para alcanzar un crecimiento económico sólido y la ansiada generación de empleo». Para llegar a este decálogo, los equipos de trabajo de la Cámara y CEV se han basado en sus propios estudios, fichas y archivos de los últimos años.