El Ejecutivo defiende los plazos previstos para llevar el tren al aeropuerto

EPALICANTE.

La Subdelegada del Gobierno en Alicante, Araceli Poblador, defendió ayer a sus compañeros del Ejecutivo central al respecto de los retrasos en las obras para conectar el aeropuerto de El Altet con la línea ferroviaria.

Poblador defendió el plazo de dos años dado por el Ministerio de Fomento para desarrollar los estudios complementarios de las dos fases de la variante de Torrellano en la línea ferroviaria Alicante-Murcia, que conectará Alicante capital con el aeropuerto. La socialista destacó la firme voluntad del Ejecutivo central con la conectividad de la provincia, «incluso en estos momentos» en que está «en una situación de interinidad», manifestó.

Araceli Poblador afirmó, tras la reunión mantenida con la UNDEF y los alcaldes de Elda, Alcoy y Villena por el conflicto de la pólvora, que esta licitación que contará con un presupuesto de medio millón de euros y un plazo inicial de redacción de 24 meses es «una buenísima noticia para Alicante». A su juicio, ese plazo «parece un periodo razonable», ya que consta de dos fases: «La primera, que aprovechará la variante de Torrellano, el ramal de conexión al aeropuerto, y una segunda fase, que liberara la fachada marítima de las vías del tren».

La subdelegada del Gobierno aseguró que después de esperar tanto tiempo lo importante es el impacto que puede tener este proyecto en la dinamización del turismo de la provincia de Alicante. «Es la primera piedra para conectar la ciudad con el aeropuerto de Alicante-Elche. Ya está licitada y aprobado el presupuestado del estudio de esta conexión con Alicante», concluyó. El aeródromo situado en la pedanía El Altet es uno de los cinco más importantes de España y está entre los veinte de Europa en cuanto a volumen de pasajeros, pero todavía no cuenta con estación de tren.