Educación tomará una decisión a lo largo del mes de septiembre

EPALICANTE.

La Conselleria de Educación indicó que los alumnos de los colegios públicos Gabriel Miró y Voramar, de Alicante, comenzarán septiembre con el horario habitual de ese mes y que antes de octubre se tomará una decisión en función de lo que determine el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) sobre el horario lectivo.

Fuentes del departamento que dirige Vicent Marzà se pronunciaron así al ser cuestionados por la petición de ejecución de sentencia solicitada por registro, ante la Subdelegación del Gobierno de Alicante, por la familia que recurrió y ganó ante el TSJCV la nulidad de la jornada continua en el CEIP Gabriel Miró de Alicante. Esa nulidad también afecta al CEIP Voramar, donde otra familia también recurrió la aplicación de la jornada continua.

Con todo, desde Educación se explicó que en septiembre los menores de ambos centros terminarán, como el resto de colegios, a mediodía, y «durante septiembre y, viendo qué dice el TSJCV, se actuará de cara al resto de los meses escolares».

Sobre la petición de ejecución de sentencia, desde Educación se dijo, además, que agosto es un mes inhábil para el alto tribunal valenciano y que, por tanto, no existe constancia de ninguna notificación al respecto.

En cualquier caso, manifestaron que no se puede pedir ejecución de sentencia porque «no es firme» y precisaron que la abogacía de la Generalitat solicitó al TSJCV una aclaración sobre la sentencia que afecta al CEIP Gabriel Miró de la que «todavía» no se ha trasladado su resolución.

Por su parte, el TSJCV subrayó que aunque una «mayoría» de padres votaron a favor de la jornada continua, se ha de anular porque «se trata de un procedimiento viciado». «Esta anulación desencadena la contaminación de todos los actos realizados a su amparo», aseveró el Tribunal.