Un dispositivo especial controla la proliferación de roedores en las zonas ajardinadas

EPALICANTE.

El Ayuntamiento de Alicante, a través de la Concejalía de Limpieza dirigida por Manuel Villar, anunció la puesta en marcha de un plan para intervenir en el control de roedores en las zonas ajardinadas y los parques de Alicante.

Este dispositivo especial de control de ratas se centrará en actuar en las zonas verdes de la ciudad, con una incidencia puntual en aquellos parques o lugares donde se ha localizado algún roedor y también mediante campañas preventivas en otros lugares o zonas de jardines.

El edil de Limpieza explicó que «se está actuando en los lugares donde se ha avistado algún roedor», donde «los operarios instalan en las zonas altas de los árboles o muy escondidas los cebaderos».

Dentro de esta intervención arbórea ya se han instalado cebos en altura en parques como el de Gabriel Miró, la Plaza de Magallanes o Plaza la Viña, donde, si se comprueba que hay ingesta del roedor, se mantiene durante otra semana el cebadero hasta conseguir que no se produzca el mismo. Así, se instalarán en Alicante más de 300 cebaderos a lo largo del año y se utilizarán unos 10.000 de kilos de rodenticida en los diferentes tratamientos.

Desde la contrata de Lokímica los técnicos informaron que los niveles de consumo de los cebos en alcantarillas y los instalados en otras zonas de la ciudad son «muy bajos y están en torno al 20%, lo que evidencia y demuestra que hay un gran control en la red del alcantarillado municipal de Alicante».

El concejal de Limpieza, por su parte, destacó la importancia de «realizar estos controles y dispositivos en la ciudad» puesto que «son muy efectivos y van a permitir reducir la incidencia de los roedores en nuestra zonas ajardinadas y, a su vez, complementan a las campañas que se realizan en la red de alcantarillado».