Diseñan un plan para que se mantenga la investigación en La Alcudia

EFE

El yacimiento arqueológico de La Alcudia, en Elche, ha puesto en marcha un plan que establece una estrategia de gestión y excavaciones para garantizar su conservación e investigación, y convertirse en un referente más allá de ser el lugar donde se descubrió la Dama de Elche en 1897.

La catedrática de Departamento de Arqueología de la Universidad de Alicante (UA) y directora científica del yacimiento, Sonia Gutiérrez, resaltó ayer en la presentación de esta iniciativa, que La Alcudia es la «joya de la corona que explica el patrimonio espectacular que tiene Elche», por lo que es «necesario garantizarle un futuro digno con el apoyo de las administraciones».

Entre las intervenciones más urgentes previstas en este plan destaca la consolidación de aquellos elementos con riesgo de caída, como la muralla o las termas.

El yacimiento fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en 1992 y apenas cuatro años después se creó la Fundación Universitaria de Investigación Arqueológica La Alcudia. El presidente de esta fundación y rector de la UA, Manuel Palomar, subrayó que es «mucho más que la cuna de esta pieza singular», en alusión a la Dama de Elche, y precisó que en él tan solo se ha excavado «un diez por ciento» de su superficie total. Según Palomar, dicho enclave «reúne las condiciones y la potencialidad necesarias para convertirse en un referente de la historia y la arqueología valenciana». A su juicio, «se le debe dar la importancia científica que le corresponde a nivel autonómico, nacional e internacional».