Diez detenidos con treinta kilos de cogollos de marihuana preparados para su venta

EFEALICANTE.

Diez personas, entre ellas dos menores, fueron detenidas por la Guardia Civil tras desmantelar una plantación de marihuana a cielo abierto en una casa rural de El Campello, donde los agentes intervinieron más de treinta kilos de cogollos secos de esta droga.

Los arrestados formaban parte, supuestamente, de un grupo dedicado al cultivo, elaboración y tráfico de drogas. Entre los detenidos se encuentran los dos presuntos responsables de la banda, un padre y su hijo, ambos con numerosos antecedentes por delitos similares, según informó ayer el instituto armado. El padre había sido apresado el pasado 4 de junio en una operación en la que también fue desmantelada una plantación de marihuana. Por su parte, el hijo llevaba puesta en el momento de su captura una pulsera de localización por hallarse en libertad provisional.

A uno de los cabecillas se le imputa, además, un delito de atentado a agente de la autoridad porque en el momento de su detención impactó el coche que conducía y en el que iba acompañado por sus tres hijos, dos de ellos menores de edad, contra un vehículo de la Guardia Civil que le había cerrado el paso para impedir su fuga.

Otros dos detenidos son dos hermanos que eran presuntamente los encargados del cuidado de la plantación, la cual había sido acondicionada al aire libre en una casa ubicada en una partida rural de El Campello, donde era completamente visible desde el aire. La parcela está rodeada por cuatro viviendas más, en menos de cien metros a la redonda, y las plantas de marihuana cultivadas en ella emanaban un fuerte olor hacia las casas de los vecinos.

La remesa de cogollos aprehendida está preparada para ser distribuida en la ciudad de Alicante. En el operativo también se decomisaron 1.676 plantas de marihuana, dos vehículos, un camión y 3.800 euros en efectivo. Los dos presuntos cabecillas de la organización y los dos hermanos encargados de la plantación ingresaron en prisión provisional sin fianza, mientras que los seis detenidos restantes quedaron en libertad la espera de juicio.