La desalinizadora de Torrevieja aumenta su producción a 80 hectómetros cúbicos anuales

Imagen de la planta desalinizadora de Torrevieja. / lp
Imagen de la planta desalinizadora de Torrevieja. / lp

El objetivo es que próximamente llegue hasta los 120, aunque los agricultores insisten en el elevado precio del agua

EFE / C. C. ALICANTE.

La planta desalinizadora de Torrevieja ya produce agua a un ritmo de 80 hectómetros cúbicos anuales y se trabaja para que en un futuro próximo pueda aumentar hasta los 120, según informó ayer la sociedad estatal Aguas de las Cuencas Mediterráneas (Acuamed). Se trata de una vía de solución a la sequía, pero los agricultores alicantinos siempre han mantenido que su precio es más caro que, por ejemplo, el agua trasvasada del Tajo.

Acuamed, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO), comunicó que las nuevas instalaciones eléctricas construidas y el contrato firmado con Red Eléctrica han permitido disponer del suministro eléctrico en 220 kilowatios para la desalinizadora de Torrevieja. Este suministro permite la ampliación de la capacidad de producción de la planta hasta los 80 hm3 anuales e, incluso, permitirá la futura ampliación hasta los 120, ya que se eliminan las limitaciones de potencia actuales.

Adicionalmente, la conexión a la tensión de 220 kV permite disponer de un suministro de mejor calidad, fiabilidad y precio. Ha sido necesario el desarrollo de una línea eléctrica y una posición en la subestación de Torrevieja que, además de suministrar energía a la desalinizadora, servirá de apoyo a la red de distribución de este municipio. Acuamed, a su vez, ha construido una subestación eléctrica en la desalinizadora de 220/20 kV y la línea de conexión entre ambas instalaciones.

El pasado marzo se iniciaron las preceptivas pruebas de funcionamiento para recibir el suministro eléctrico y su resultado fue satisfactorio. Tras recibir energía, la planta ha aumentado progresivamente la producción de agua hasta alcanzar hoy un ritmo de producción equivalente a 80 hm3 anuales.

Mientras tanto, los regantes celebran la noticia pero mantienen su preocupación por la situación de incertidumbre del trasvase Tajo-Segura. Fuentes de Asaja también recuerdan que el coste del agua desalinizada es más elevado.