La defensa del agua será una prioridad en los objetivos de la Diputación

Entrepeñas, embalse situado en la Alcarria Baja de Guadalajara, en el cauce del río Tajo. / LP
Entrepeñas, embalse situado en la Alcarria Baja de Guadalajara, en el cauce del río Tajo. / LP

El presidente de la institución visita Orihuela, donde asegura que se están invirtiendo unos tres millones de euros en la localidad

EPALICANTE.

El presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, dijo ayer que la defensa del acceso al agua en la provincia será una «prioridad» para la institución.

Mazón se pronunció así desde Orihuela tras visitar el Ayuntamiento, donde fue recibido por su alcalde.

Orihuela ha sido el primer ayuntamiento que Mazón visita como presidente de la Diputación, en esta ocasión acompañado por la vicepresidenta y diputada de Ciclo Hídrico, Ana Serna, y por el diputado de Carreteras, Alejandro Morant.

Tras firmar en el libro de honor y mantener una reunión con los miembros de la corporación local, el presidente anunció que en esta legislatura se reimpulsará la labor de la Mesa Provincial del Agua, y se trabajará «para no dejar ni una gota de este recurso al albur de decisiones injustas y arbitrarias que otras administraciones puedan estar pensando en tomar», en referencia a la intención del Gobierno de España de subir las reservas de los caudales ecológicos de pantanos como Entrepeñas o Buendía.

«El agua no se toca porque es tan nuestra como de cualquier otra comunidad», reiteró el presidente. Mazón se mostró confiado en contar con el apoyo de todos los grupos políticos del consistorio de Orihuela y del resto de ayuntamientos de la Vega Baja «para defender como una piña lo que nos interesa a todos».

Por otra parte, resaltó el compromiso institucional con Orihuela y sus pedanías, donde la Diputación está impulsando en la actualidad inversiones que rondan los tres millones de euros. Como ejemplo, se puso el proyecto de reurbanización del Parque de la Cruz de San Bartolomé, un espacio que el presidente aprovechó para visitar acompañado por el alcalde. Esta actuación, incluida en el Plan de Obras y Servicios 2018, cuenta con un presupuesto de 350.000 euros, que será sufragado en un 85% por la institución provincial.

Al respecto, señaló que se seguirá trabajando para atender las características singulares de Orihuela, un municipio que cuenta con 24 pedanías, además de tener costa y un amplio centro urbano, «lo que nos debe llevar a priorizar su realidad demográfica para seguir vertebrando toda la provincia de Alicante». Asimismo, indicó que se trabajará para incrementar la presencia de actividades culturales.

Por su parte, el alcalde agradeció que Mazón eligiera Orihuela en su primera visita a un ayuntamiento de la provincia, así como el apoyo en temas como el agua o la lengua.