Cuatro detenidos por cultivar marihuana en sótanos de chalés de Altea

EFE ALICANTE.

Cuatro personas fueron detenidas en Altea por un presunto delito contra la salud pública y otro de defraudación de fluido eléctrico, tras el desmantelamiento de dos plantaciones de marihuana en los bajos de varios chalés ubicados en la localidad alicantina.

Según informó la Policía Nacional, en la operación se intervinieron más de 700 plantas de marihuana, alrededor de 4,5 kilos de cogollos, cuatro balanzas de previsión, 1.200 euros y libretas con diferentes anotaciones.

El dispositivo se inició tras las quejas de varios vecinos que alertaron a la policía sobre las presuntas actividades ilícitas que sospechaban estaban realizando varias personas en dos chalés de la zona, por lo que establecieron operativos de vigilancia. Las viviendas, dos construcciones de dos plantas con un gran sótano, tenían varios aparatos de aire acondicionado con tubos orientados hacia el sótano, que funcionaban durante todo el día, y se escuchaba también el sonido de un extractor.

Los agentes confirmaron la existencia de dos grandes plantaciones de marihuana en el interior de los chalés, en el sótano, y detuvieron a cuatro personas que, al parecer, formaban parte de la una organización encargada del cultivo y distribución de la droga. Durante los registros también comprobaron que ambas viviendas estaban conectadas a la red de fluido eléctrico de manera fraudulenta.

Por otro lado, un menor que intentaba robar en un domicilio de Alicante y que fue sorprendido en el acto por la policía, saltó a la vía pública desde el balcón donde se encontraba, desde una altura de cinco metros, momento en el que fue detenido. Cuando se percató de la presencia de los agentes, el joven menor de edad, saltó a la vía pública desde una gran altura. La intervención fue llevada a cabo por agentes de del Distrito Norte de Alicante.