Un control rutinario sorprende a una banda de ladrones de casas

E. P. ALICANTE.

Cuatro personas, tres hombres y una mujer, fueron detenidas en Elche por formar un grupo criminal dedicado a asaltar viviendas. Los presuntos delincuentes fueron arrestados en un control de carreteras habitual, cuando la policía descubrió que ocultaban armas y material para perpetrar robos.

La intervención tuvo lugar cuando un equipo de la Unidad de Prevención y Reacción de la Comisaría de Elche realizaba uno de sus habituales controles de carreteras con motivo del nivel de alerta instaurado, según explicó el cuerpo policial. Durante el dispositivo, los ocupantes de un vehículo que se aproximaba a la zona del control, al advertir la presencia de los agentes, intentaron esconder los objetos que llevaban. Los policías advirtieron estos extraños movimientos , por lo que seleccionaron el coche y lo introdujeron en la zona de cacheo.

Tras identificar a los ocupantes y comprobar que pertenecían a otro municipio, los agentes les preguntaron por el motivo en el que se encontraban en Elche. En ese momento, el nerviosismo de los arrestados se hizo patente y comenzaron a dar a los policías diferentes motivos y versiones inverosímiles y contradictorias. Este hecho hizo saltar las alarmas de los agentes, que apearon a los sospechosos del coche y comenzaron un registro más profundo del vehículo. Durante el mismo, localizaron en el interior del maletero una mochila de deporte cargada con multitud de útiles para forzar viviendas, entre los que destacaban un fracturador de bombines y un perforador de cerraduras, herramientas ambas necesarias para el forzamiento de puertas de seguridad. Los agentes también descubrieron otro tipo de herramientas utilizadas para estos menesteres, tales como destornilladores, tornillos para hierro -utilizados para perforar cerraduras-, guantes, un juego de prismáticos y equipos de transmisiones que utilizarían presuntamente para comunicarse durante la perpetración de los robos.

Además, los agentes localizaron en el bloque del motor un trapo que albergaba en su interior un arma de fuego en perfectas condiciones de uso, concretamente, una pistola del calibre 9 milímetros junto a dos cargadores repletos de munición blindada. La intervención se saldó con la detención de los cuatro ocupantes del coche.