La construcción de la Ciudad de la Justicia comenzará a finales del año que viene

Imagen de los juzgados de Alicante en el barrio de Benalúa. / lp
Imagen de los juzgados de Alicante en el barrio de Benalúa. / lp

La consellera Bravo dice que será un edificio con «personalidad propia» y el alcalde, que cumplirá con su parte de modificar a tiempo el Plan General

EP/C. C.ALICANTE.

Otro de los grandes proyectos de los que se lleva hablando bastante tiempo en Alicante es la Ciudad de la Justicia, cuyas obras está previsto que comiencen dentro de más o menos un año. Así lo anunció ayer la consellera de Justicia, Gabriela Bravo, que se refirió al inicio de estas obras en el entorno del barrio de Benalúa, previstas para finales de 2020. «Antes de final de este mismo 2019 se podrá presentar el proyecto a los operadores jurídicos y a la ciudadanía», avanzó.

Bravo comentó, no obstante, que se sigue trabajando en el proyecto básico con el Ayuntamiento «porque implica una serie de cambios en el sistema de ordenación urbana». La consellera se pronunció así a preguntas de los medios en la inauguración de las nuevas instalaciones del colegio de abogados de Alicante. A tenor de esos plazos, indicó que «se necesita casi un año, diez meses, para la licitación de la ejecución, así que si todo va bien y no hay más recursos, lo previsible sería iniciar las obras a finales del próximo año o principios del siguiente».

Gabriela Bravo explicó que los equipos de arquitectos están trabajando porque es un proyecto «importante» que llevará implícitos «cambios sustanciales en la zona donde se va a ubicar la nueva Ciudad de la Justicia». Al respecto, aseguró que va a modernizar el barrio y, en ese sentido, afirmó que por ello «se ha cuidado mucho y procurado que fuera un edificio con una personalidad propia y que se convierta en un referente» en la ciudad de Alicante. «Y por eso nos interesa trabajarlo de manos del Ayuntamiento, porque estoy segura de que a partir del momento en que podamos disfrutar de esa Ciudad de la Justicia, va a implicar también cambios arquitectónicos y urbanísticos dentro del barrio», señaló.

Por su parte, el alcalde Luis Barcala destacó que están trabajando con técnicos de conselleria y del Ayuntamiento. «A nosotros nos toca la modificación puntual del Plan General», dijo antes de comprometerse a ofrecer «toda la colaboración» municipal.