Compromís acusa a Barcala de saltarse la ley electoral con publicidad institucional

La coalición presenta una queja formal por los anuncios de los «logros» del PP con la reducción de los impuestos municipales

E. P. / C. C. ALICANTE.

En plena campaña electoral para las elecciones generales del próximo domingo, ayer la política municipal alicantina quedó marcada por las acusaciones entre varios partidos de hacer trampas para buscar el voto. Compromís denunció a la Junta Electoral la existencia de publicidad institucional del Ayuntamiento sobre la reducción de impuestos cuando nos encontramos en mitad de la campaña Y también ayer, los populares amenazaron con hacer lo propio contra el candidato socialista Francesc Sanguino, al entender que también se sale de las normas con una campaña a través de internet.

En el caso de Compromís, la denuncia es contra la campaña del Impuesto de Bienes Inmuebles por incluir el anuncio de «la bajada del 5% del IBI, un logro de la actual corporación municipal». En la queja remitida ayer lunes, la coalición explica que el equipo de gobierno del PP «está emitiendo publicidad institucional relativa al calendario de tributos municipales por diversos canales», como los medios de comunicación o la página web del Ayuntamiento.

En la publicidad «se incluye el anuncio de la bajada del 5% del IBI, un logro de la actual corporación municipal», subrayan en la denuncia los representantes de Compromís Pere García i Victorio y Robert Vilaplana. Ante esta situación, recuerdan que el artículo 50.2 de la Ley Orgánica de Régimen Electoral (Loreg) establece que desde la convocatoria de las elecciones «queda prohibido cualquier acto organizado o financiado, directa o indirectamente, por los poderes públicos que contenga alusiones a los logros obtenidos».

Por ello, Compromís insta al Ayuntamiento de Alicante a la retirada del contenido referido a la publicidad de los tributos municipales. Los cargos de la coalición rechazan que «el alcalde Barcala utilice su posición institucional para hacer campaña electoral, igual que no se debe intentar patrimonializar los símbolos de toda la ciudad en beneficio electoral». Instan así a los populares a «jugar con unas reglas del juego claras, limpias y ajustadas a la ley». «Sabemos que eso no es fácil para el PP, pero deben hacerlo por el bien de la campaña que queremos», manifestaron tras presentar la reclamación.

Mientras tanto, el Partido Popular de Alicante anunció ayer que va a solicitar a la Junta Electoral que obligue al candidato del PSOE a la alcaldía, Francesc Sanguino, a que cumpla la legalidad y no vulnere la Ley Electoral. Los populares denuncian que Sanguino ha iniciado una campaña de publicidad en la red social Facebook contraviniendo la normativa electoral, que no permite publicidad de los candidatos hasta una vez que se haya iniciado la campaña, en este caso, la municipal.

El PP de Alicante recuerda que una vez se han convocado las elecciones municipales, los candidatos locales no pueden hacer publicidad en vallas y en otros medios, como las redes sociales, hasta que comience la campaña. Para los populares se trata de una manifiesta ilegalidad, «fruto de la desesperación del candidato socialista y de su inconsistencia».