Comienzan a arder las 50 hogueras de colegios y centros sociales

El concurso bate récord de participantes y los monumentos ganadores serán galardonados el 18 de junio en un acto en el Salón Azul

E. P.ALICANTE.

Los bomberos del Servicio de Prevención y Extinción de Incendios del Ayuntamiento de Alicante (SPEIS) han comenzado a quemar las más de 50 hogueras infantiles que este año se han plantado en los centros educativos, sociales, municipales, de la tercera edad, residencias, el centro de acogida a personas sin hogar y asociaciones de la capital alicantina.

El SPEIS ha planificado y coordinado durante el mes de junio un plan de intervención para atender todas las solicitudes que han llegado de cremaes infantiles, según detalló ayer el Ayuntamiento de Alicante. De este modo, ha organizado los equipos de entre cuatro y seis bomberos para acudir con una dotación a los diferentes puntos de la ciudad donde se queman los monumentos de pequeño tamaño realizados por los alumnos. Los bomberos acuden desde primera hora con una dotación de una bomba pesada y participan en la quema de la hoguera con varias líneas de agua para controlarla de forma segura y rápida, está cremà no suele durar más de veinte minutos. La primera hoguera en arder fue el pasado día 1 de junio en el Colegio Calasancio. La última se quemará el 26 de junio.

Record de inscritos

El concejal de Seguridad en funciones, José Ramón González, celebró ayer el «incremento» de monumentos infantiles que han participado este año en el concurso que organiza el Ayuntamiento, que ha batido un récord con 21 inscritos. También destacó «el excelente trabajo y esfuerzo que realizan los bomberos del SPEIS para atender todas las peticiones que llegan al Ayuntamiento».

El jurado visitará mañana martes las 21 hogueras que este año participan en la XV edición del 'Concurso Fogueres Escolars 2019', que han plantado los monumentos en sus centros de educación infantil, primaria y secundaria de Alicante. Entre los requisitos para participar en el concurso se encuentra que el monumento escolar esté plantado el día 12 de junio a las 9 horas; que tenga una altura mínima de un metro y cincuenta centímetros y utilizar materiales para la construcción tradicionales como el cartón, madera o papel.

Más premiados

Como novedad, este año por vez primera se premiarán los monumentos que queden en cuarto, quinto y sexto lugar con un cheque regalo valorado en 100 euros para material escolar. Además, los monumentos de los centros escolares que queden en primero, segundo y tercer lugar recibirán un banderín y una tablet. Al ganador se le hará entrega del Trofeo Pedro Soriano en unos galardones que serán entregados en un acto que se celebrará el próximo 18 de junio en el salón azul del Ayuntamiento de Alicante.

Por su parte González destacó que el jurado valorará la originalidad de los monumentos, el acabado, su contenido crítico y participación en su ejecución del colectivo escolar, con especial atención «a la implicación del alumnado en su construcción y primado, en todo caso, el criterio del esfuerzo y dedicación realizado por los alumnos». El jurado podrá declarar desierto el concurso en caso de que «ninguno de los monumentos presentados alcance un nivel mínimo de calidad».