Comienza las obras de construcción de la planta de residuos de Dolores

Dará servicio a trece municipios del sur de la provincia de Alicante una vez finalicen los trabajos, que está previsto que empiecen este lunes

EFE

alicante. La mercantil Vaersa ha obtenido la licencia para empezar el próximo lunes a preparar la adecuación de la parcela en la que se ubicará la planta de transferencia de la Vega Baja, en Dolores.

Los trabajos tienen un coste de 200.000 euros y un plazo de ejecución de tres meses y consistirán en mejorar el acceso rodado del pavimento, así como adecuar la parcela para cuestiones como el alcantarillado, suministro de agua potable, de energía eléctrica y alumbrado público.

Se prevé que la planta de Dolores reciba unas 106.907 toneladas de residuos sólidos urbanos, voluminosos, fracción orgánica y podas procedentes de Algorfa, Almoradí, Benijófar, Catral, Daya Nueva, Daya Vieja, Formentera del Segura, Guardamar del Segura, Los Montesinos, Rojales, San Fulgencio, Torrevieja y el propio municipio. El alcalde de Dolores y vicepresidente del Consorcio Vega Baja Sostenible, Joaquín Hernández, aseguró ayer que con estas obras se comienza «a hacer realidad una planta de transferencia que será vital para la comarca de la Vega Baja».

La parcela tiene 6.600 metros cuadrados, está ubicada en el polígono industrial del municipio y allí se instalará una nave de 685 metros cuadrados, la primera de las dos que hacen falta en la comarca. Estos primeros trabajos se completarán con otros que tendrán lugar más adelante: la adecuación de accesos y también la instalación de la propia planta de transferencia, que necesitará para su funcionamiento un jefe de planta, dos administrativos, un oficial electromecánico, siete peones y siete conductores.