Comienza la 41ª edición de Futurmoda con un notable aumento de los expositores

EFE ALICANTE.

El Salón Internacional de la Piel, los Componentes del Calzado y la Marroquinería (Futurmoda) arranca hoy en la Institución Ferial Alicantina (IFA) su 41 edición con un aumento del 10 por ciento en el número de expositores, hasta alcanzar los 308, que representan a 410 firmas del sector.

Esta feria presentará entre hoy y mañana las colecciones primavera-verano para 2020. La mayor parte de los expositores que acuden a esta nueva edición de Futurmoda son españoles, un 70 %, pero además destaca la presencia de países como Italia, Portugal, China, Alemania, Francia, Turquía o Bulgaria. El presidente del evento, José Antonio Ibarra, subrayó en rueda de prensa que hay 3.800 visitas profesionales ya confirmadas para la «única feria que reúne a la industria auxiliar». Ibarra señaló que muchos de los expositores y visitantes repiten cada año a esta cita, un hecho que la convierte en «una de las mejores ferias de Europa de la industria auxiliar del calzado».

Por su parte, el director general de la Asociación Española de Componentes (AEC) para el Calzado, Álvaro Sánchez, indicó que en esta edición se ocuparán 12.000 metros cuadrados de IFA, donde se ubicarán 11 zonas comunes. Además, este año se presenta como la edición más ecológica y, para ello, Futurmoda contará la presencia de productos verdes y un buen número de expositores dará a conocer sus innovaciones más naturales elaboradas siguiendo estrictas normativas de responsabilidad y sostenibilidad. Durante los dos días de feria también se tratarán temas como la conectividad internacional, el marketing digital, la internacionalización y seguridad comercial, la industria 4.0 el 'Brexit' o el confort y reciclado.

El presidente de AEC, Manuel Román, anunció el proyecto 'Industrializarte', en colaboración con Centro de Cultura Tradicional Museo Escolar de Pusol. El objetivo es «recuperar y restaurar» maquinaria y enseres del calzado para «ponerlos en valor» y disponer de material suficiente para en un futuro próximo conseguir crear el Museo de la Industria de Calzado de Elche.