Demasiado castigo para el Elche

David García, autor de uno de los goles de Osasuna, trata de anticiparse al franjiverde Yacine Qasmi. / laliga
David García, autor de uno de los goles de Osasuna, trata de anticiparse al franjiverde Yacine Qasmi. / laliga

Los ilicitanos fueron mejores que el líder de Segunda, pero la falta de puntería y el balón parado condenan a los de Pacheta Osasuna remonta en el Martínez Valero el tanto inicial de Iván Sánchez

EFE ELCHE.

Osasuna confirmó su condición de líder y máximo aspirante al ascenso a Primera tras remontar y romper la buena racha del Elche en el Martínez Valero (1-2), en un encuentro en el que el conjunto navarro impuso su pegada ante un gran rival.

El grupo de Jagoba Arrasate fue inferior en muchas fases del encuentro al equipo ilicitano, que dispuso de ocasiones suficientes para sentenciar el partido, pero la inercia positiva de Osasuna acabó por imponerse en dos acciones aisladas, ya en la segunda parte.

El líder quiso asumir el mando del juego desde el primer minuto ante un Elche replegado que descubrió sus intenciones en la primera ocasión en la que pudo correr.

Los franjiverde mantienen nueve puntos de ventaja sobre la zona de descenso

Iván Sánchez, a los seis minutos de juego, abrió el marcador con un gol marca de la casa en el que, tras encarar a dos rivales, buscó su perfil bueno para batir a Rubén con un disparo cruzado al ángulo.

Osasuna no se arrugó y continuó llevando la iniciativa, aunque su única producción ofensiva fue un disparo lejano de Roberto Torres.

El Elche juntó filas en su propio campo y castigó cada pérdida de balón con rápidos contragolpes conducidos por Iván Sánchez y, sobre todo, por Josan.

Qasmi, con dos remates en el área pequeña, Nino, tras un disparo desde la frontal, y Dani Calvo, en una acción a balón parado, tuvieron la oportunidad de ampliar la renta, aunque ninguna de estas ocasiones fue tan clara como la que tuvo Josan poco antes del descanso.

El extremo rompió por velocidad a la defensa y encaró a Rubén, pero en lugar de pasar el balón para que sus compañeros lo empujaran a puerta vacía eligió terminar la jugada con un disparo que se marchó desviado.

De nuevo fue el Elche el que amenazó primero tras el descanso por medio de Josan, con un disparo cruzado que salió rozando el poste.

Poco a poco Osasuna fue sofocando la rebelión ilicitana hasta que logró igualar el marcador en una acción a balón parado. David García se encontró un balón suelto en el área para fusilar la meta del Elche con un fuerte disparo.

El gol espoleó al equipo de Pacheta, que dispuso instantes después de una clarísima ocasión en las botas de Qasmi, quien remató alto, aunque en posición forzada, cuando estaba solo ante Rubén.

El meta navarro también fue protagonista tras realizar una gran intervención a disparo de Nino en plena avalancha ofensiva ilicitana.

Jagoba Arrasate buscó darle a Osasuna mayor control del juego con la entrada de Mérida, pero fue el Elche el que continuó generando ocasiones de gol por medio de Nino.

Sin embargo, a cinco minutos del final un contragolpe de Osasuna culminó con un gran disparo de Roberto Torres al primer palo que Edgar Badía no pudo atajar.

El gol desanimó al Elche, que quedó sin capacidad de respuesta, y desató la euforia de los jugadores y aficionados navarros, que celebraron la victoria como un ensayo del ascenso.