Carlos Martínez se pone la botas ante el Sabadell

Los jugadores del Hércules abrazan a Carlos Martínez después de anotar el primer tanto de la tarde en el estadio Rico Pérez. / hcf
Los jugadores del Hércules abrazan a Carlos Martínez después de anotar el primer tanto de la tarde en el estadio Rico Pérez. / hcf

Los alicantinos solventan con comodidad el partido y el delantero, con once tantos, ya es el máximo goleador desde el descenso a Segunda B El ariete deja al Hércules a un paso del 'play off' con un doblete

JUAN F. MILLÁN ALICANTE.

El Hércules acaricia su vuelta a una promoción de ascenso tras dos años en blanco. Los alicantinos, que tratan siempre de huir de partidos con presión jugando los sábados, saltaron ayer al campo en unas condiciones poco amables, sabiendo que el Baleares había dado un paso casi definitivo para el campeonato en Buñol y que el Villarreal B se había colocado segundo con su triunfo en Teruel.

Pero el equipo de Planagumà supo sacar brillo a la enorme calidad de sus atacantes. Alfaro, Chechu, Benja y Carlos Martínez fueron decisivos en los goles y los cuatro participaron activamente en la victoria ante el Sabadell. Pero antes de sacar ventaja a la calidad de los de arriba, el Hércules escenificó que tiene al mejor portero de la categoría. Falcón evitó con un paradón que el Sabadell se avanzase en los primeros compases del encuentro y sigue siendo decisivo cada fin de semana. De ahí que los alicantinos presenten un registro espectacular en las últimas semanas, encajando sólo un gol (Castellón).

El Hércules no tuvo el control del partido en el primer tiempo, pero esta vez sí tiró de efectividad en los metros finales. Un brillante contragolpe dirigido por Alfaro, contó con la pausa de Chechu y la exquisita finalización de Carlos Martínez. Un tanto extraordinario que allanó mucho el camino hacia la victoria.

Falcón, con un paradón al inicio, y la roja a Óscar tras el descanso marcan el encuentro

El partido había arrancado con el susto con la parada de Falcón y con muchas patadas de los jugadores del Sabadell.

La vuelta de Chechu Flores después de varias semanas fue como agua de mayo. El capitán canalizó los ataques del Hércules por el costado izquierdo y, con sus constantes caídas hacia el centro, suministró de balones a los delanteros.

Tras reclamar penalti el Sabadell en una caída de Néstor en el área de Falcón en el inicio del segundo tiempo, Chechu volvió a aparecer para aprovechar una indecisión del portero arlequinado Roberto. Su aparición fue clave para que Benja forzara la roja directa al defensa Óscar Rubio, que zancadilleó al delantero cuando se iba solo y sin portero hacia la portería.

La lesión de Arturo y el segundo tanto de Carlos Martínez terminaron de acabar con la resistencia de un Sabadell plagado de exjugadores de la zona: Gato, Adri Cuevas o Edgar Hernández.

El tanto del Hércules fue otra maravilla de la pausa, en esta ocasión, de Benja Martínez. Espero desde la parte derecha a la entrada en área pequeña de Carlos para que se vaya a los once tantos con la camiseta blanquiazul, la mejor cifra de un delantero desde que se aterrizó en Segunda División B.

De ahí al final del partido el Hércules pudo golear, pero demostró que lo del gol no es precisamente su punto fuerte este año. El triunfo es providencial para seguir segundos y con más ventaja sobre el quinto.