Bellido asegura que Alicante recibirá una multa por su mala gestión de los residuos

EPALICANTE.

El portavoz del grupo municipal Compromís en Alicante, Natxo Bellido, aseguró ayer que el Ayuntamiento «se está jugando una multa» en el caso de que no cumpla con las exigencias de la Unión Europea en materia de gestión de residuos y reciclaje antes del 31 de diciembre. En este sentido, mantiene que sólo se recicla el 8% y que se trata de una cuestión «de emergencia» con consecuencias ambientales, económicas y de reputación.

Natxo Bellido, que compareció ayer en rueda de prensa, calificó de «muy negativa» la gestión de los residuos por parte de la Concejalía de Limpieza, y afirmó que «no sería bueno para la reputación de una ciudad turística, estar en la lista de las ciudades sancionadas por la UE». Una multa que, según explicó el edil, llegará al Gobierno de España, pero después «será repercutida al gobierno municipal».

El portavoz en Alicante de la coalición nacionalista aseguró que este año es imposible cumplir con la UE, pero que «es importante demostrar que estamos haciendo algo para avanzar, que nos estamos poniendo las pilas en vez de estar paralizados».

Desde Compromís se mostraron dispuestos a colaborar con el gobierno municipal siempre y cuando haya voluntad para mejorar la gestión de los residuos. Además, reivindican la necesidad de tener una política eficiente en materia de recogida de residuos con iniciativas que «ya se implantaron en 2015 como el quinto contenedor o el compostaje en algunos barrios». Reclaman que se retomen y que se destinen recursos humanos y económicos a las mismas.