Barcala se niega a instalar depósitos de combustible en el puerto

Cuatro cruceros atracan en el Puerto de Alicante en un día de récord para el turismo en la ciudad. / LP
Cuatro cruceros atracan en el Puerto de Alicante en un día de récord para el turismo en la ciudad. / LP

El alcalde popular pretende abrir una negociación con la concesionaria para iniciar otro tipo de actividades en el terreno

EFEALICANTE.

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, del Partido Popular (PP), reiteró ayer su rechazo a la ubicación de nuevos depósitos de combustible proyectados en el puerto de esta ciudad.

Barcala hizo estas manifestaciones en público después de conocer, según se leía en un comunicado del consistorio, «la resolución que desestima la práctica totalidad de las alegaciones presentadas por el Ayuntamiento de Alicante contra la petición de la empresa concesionaria de levantar una serie de depósitos de combustible en los terrenos que tiene en explotación».

No obstante, el regidor 'popular' dará traslado al departamento jurídico de la corporación municipal de la resolución de las alegaciones con el objetivo de estudiar, en primer término, la posibilidad de continuar con la vía judicial para no permitir la instalación de los depósitos de combustible proyectados en el puerto.

Paralelamente, Barcala expresó su intención de abrir una vía de negociación con la concesionaria de los terrenos para permitir en los mismos otro tipo de actividad que «se ajuste más al desarrollo que tanto el Ayuntamiento como la Generalitat y el propio Puerto» plantean para esa zona.

Una actividad que «no es precisamente permitir instalaciones industriales de este tipo, sino más bien favorecer actividades en la línea de las propuestas que hemos puesto sobre la mesa dentro de lo que hemos denominado Alicante Futura y de las que también ha planteado el Consell con su distrito digital», ha dicho el alcalde.

«Queremos un puerto con una actividad industrial que vaya de la mano de nuestra propuesta de modelo de ciudad y que debe ser capaz de compaginar desarrollo tecnológico con el turístico y los servicios», ha expuesto.

A este respecto, Barcala ha señalado que «el Ayuntamiento no se va a quedar con los brazos cruzados hasta ver en qué acaba todo este procedimiento», dado que, según la nota de prensa difundida por el consistorio, «existen visiones contradictorias» sobre lo que permite en este momento el Plan Especial del Puerto y el General de Ordenación Urbana (PGOU) de la ciudad de Alicante.

«Seguiremos la vía judicial si los servicios jurídicos municipales informan favorablemente en este sentido, pero, además, impulsaremos contactos con la concesionaria porque creemos que lo más operativo es sentarnos con la adjudicataria del suelo, y buscar alternativas de uso a los terrenos que no confronten con los intereses de la ciudad y del propio Puerto», indicó el primer edil de la ciudad.

El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Alicante (APA), autorizó, en una reunión celebrada ayer, la modificación sustancial de la concesión de la Terminal Marítima en la zona sur del puerto. Así lo informó este organismo a través de un comunicado.

Hace ahora un año, la empresa concesionaria de la ampliación sur del puerto, Terminales Marítimas del Sureste, SA (TMS), solicitó una modificación sustancial de su concesión con la finalidad de ceder el uso de una parcela de 14.500 metros cuadrados a XC Business 90, SL, para que esta pudiera construir y explotar seis depósitos de almacenamiento de combustibles para su posterior distribución.

TMS es titular de la concesión desde mayo de 2003 y la terminal está conformada por tres instalaciones diferenciadas.

La más cercana al municipio está destinada al embarque y desembarque de pasajeros; la otra, al tráfico de contenedores; y la más alejada de la urbe, quedaba reservada para ubicar instalaciones especiales que permitieran acoger el tráfico de mercancías a granel, tanto sólidas como líquidas.

Conforme a lo establecido en la legislación vigente, la Autoridad Portuaria de Alicante (APA) sometió la solicitud a exposición pública, habiéndose recibido 1.303 alegaciones, la inmensa mayoría de ellas con idénticos argumentos, según fuentes de esta entidad.

Tales alegaciones han sido estudiadas por los técnicos de la APA, que solamente han podido aceptar parcialmente dos de ellas, referidas a la necesidad de realizar un estudio de integración paisajística y un plan interior marítimo.

«En consecuencia y previo informe favorable de los servicios jurídicos del Estado, el Consejo de Administración ha autorizado la modificación sustancial de la concesión de la que es titular TMS». Así lo hicieron saber fuentes de la APA, un organismo presidido por Juan Antonio Gisbert García que se ocupa del puerto a través de una serie de departamentos.