Cae una banda de traficantes oculta detrás de un club de fumadores

Proporcionaban a sus socios sustancias prohibidas de alto nivel alucinógeno como cápsulas de THC o resina de hachís

EFEALICANTE.

La Policía Nacional clausuró en Alicante un club privado de consumo de cannabis que ocultaba una actividad diaria de venta ilegal de esta sustancia. El local estaba situado a menos de 90 metros de distancia de un parque infantil y los agentes intervinieron tras comprobar que el club era en realidad una tapadera para distribuir estupefacientes. La operación policial se saldó con la detención de seis personas acusadas de tráfico de drogas.

Los arrestados son el presidente, el secretario, el tesorero y tres empleados de la asociación, cuyo local estaba también ubicado a menos de 250 metros de un colegio, según un comunicado de la Comisaría Provincial.

En el registro del establecimiento, los agentes pudieron intervenir cinco kilogramos de marihuana, 700 de hachís, 300 gramos de resina de hachís, 15 kilogramos de aceite para hacer hachís y 300 gramos de comprimidos con THC puro -tetrahidrocannabinol-. La policía también requisó a los detenidos 3.000 euros y dos motocicletas de gran cilindrada.

«El extracto puro de THC es la sustancia psicoactiva del cannabis, que puede producir unos efectos en el organismo con más intensidad al del consumo habitual comparado con un porro, el cual contiene alrededor de un 29 % de THC», explicaron fuentes policiales . Esta sustancia, añadieron las mismas fuentes, «puede inducir alucinaciones auditivas y visuales, así como trastornos mentales a corto y largo plazo».

Sin autorización

Los detenidos «se daban a conocer como un club constituido legalmente para la distribución de sustancias estupefacientes, pero, sin embargo, carecían de autorización alguna para esa actividad y las drogas eran suministrada a través de mercado negros» según un comunicado de la Policía nacional.

Las mismas fuentes aseguraron que, desde la propia barra del local, distribuían supuestamente diferentes drogas, «como marihuana, hachís y cápsulas de THC, además de jeringuillas con sustancia estupefaciente, recipientes con cigarros tipo 'porro' y útiles para la dispensa de los productos prohibidos».