Ayuntamiento y Puerto acuerdan buscar otra ubicación para la oficina de turismo

Imagen de las obras en la Plaza del Puerto, donde se estaba levantando la nueva oficina de turismo de la Generalitat. / lp
Imagen de las obras en la Plaza del Puerto, donde se estaba levantando la nueva oficina de turismo de la Generalitat. / lp

Ambas administraciones todavía no tienen un nuevo emplazamiento pero hablarán con la constructora y el Consell para llegar a un consenso

EP ALICANTE.

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, subrayó ayer la disposición de la Autoridad Portuaria para buscar una nueva ubicación de la Oficina de Turismo, que se construye en la plaza del Puerto, al tiempo que manifestó la colaboración también expresada desde Turismo de la Generalitat.

«La gente ni la quiere ni le gusta donde se está levantando y tenemos que consensuar entre todas las partes implicadas dónde reubicarla», señaló e indicó que quiere «resolver rápido» la cuestión.

Barcala mantuvo una reunión con el presidente de la Autoridad Portuaria, Juan Antonio Gisbert, para conocer la predisposición del puerto para facilitar el traslado de la oficina. «Sabemos que hay predisposición por todas las partes y entendemos que podemos tomar una decisión en unos días», subrayó el alcalde en un comunicado.

«Tiene que estar en un lugar de paso, pero sin convertirse en un pegote», dice Barcala

En cuanto a cómo se va a desarrollar el traslado de la oficina, comentó que se están «evaluando» las consecuencias que tiene el cambio de ubicación «si afectara a terreno portuario» y con la Generalitat se han de observar «las condiciones en las que tiene la contrata». Además, con la propia adjudicataria de las obras «también hablaremos para tramitar ese desplazamiento».

Por su parte, el presidente del Puerto confirmó la predisposición para facilitar el traslado de la oficina. Finalmente, Barcala anunció que mantendrá una reunión con la Generalitat, «ya que son los que pagan la actuación para que al final Alicante pueda tener una oficina turística en el lugar adecuado y que sea del agrado de todos los alicantinos».

Por último y respecto a las características de la nueva ubicación, Barcala comentó que «tiene que ser un lugar de paso donde la oficina pueda tener una visibilidad, pero sin convertirse en un pegote ni en un problema para lo que es la imagen de la propia ciudad».

La concejala de Turismo y portavoz del equipo de Gobierno 'popular', Maria del Carmen de España, explicó hace unos días que el proyecto de la Oficina de Turismo en el Puerto fue impulsado por el anterior gobierno tripartito y el exalcalde, Gabriel Echávarri, quien «lo modificó en seis ocasiones -desde el original, que era semejante a la cafetería, hasta el actual- con un coste de 15.000 euros». «Nos encontramos además con una actuación de más de 700.000 euros licitada y adjudicada por Turismo de la Generalitat y con unas obras de refuerzo de la explanada del Puerto ya realizadas, que costaron otros 90.000 euros», dijo De España.

«El proyecto fue tramitado desde el Patronato Municipal de Turismo, puesto que desde Urbanismo se denegó la licencia al no poderse desarrollar obras en ese emplazamiento, y desde mi responsabilidad y llegados a este punto se solicitó un informe para asegurarnos que la estructura era desmontable puesto que lo único que admitía ese lugar era una autorización», añadió.