El Ayuntamiento prorroga el contrato de autobús por 23,9 millones de euros

Fachada de una de las cocheras de Masatusa, en Alicante. / L. P.
Fachada de una de las cocheras de Masatusa, en Alicante. / L. P.

El Consistorio renovó la concesión por dos años del servicio que ofrece la compañía de movilidad Masatusa, perteneciente al Grupo Vectalia

EFEALICANTE.

El Ayuntamiento de Alicante ha aprobado la concesión de una prórroga extraordinaria de dos años en el contrato de prestación del servicio de transporte público en autobús, operado por la empresa Masatusa, del Grupo Vectalia.

El acuerdo se adoptó en una Junta de Gobierno de carácter extraordinario celebrada el lunes, día 15, justo un día antes de que se produjese la extinción del contrato original, suscrito por una duración de 50 años en 1969.

La prórroga supone un gasto de 23,9 millones por los dos años adicionales que se conceden ahora. Además, Masatusa deberá depositar avales por un montante de 2.080.157,86 euros en cumplimiento de los compromisos de inversión.

El concejal de Contratación y Transportes, el 'popular' Manuel Villar, explicó ayer que la prórroga se concede «con el objetivo de garantizar que el servicio se continúe prestando y que no se deteriore el equipamiento asociado a la contrata, que revertirá en el Ayuntamiento para que se pueda poner a disposición del futuro concesionario».

Los dos años adicionales de prestación corresponden al tiempo en el que podría producirse la nueva adjudicación del contrato. El propio Villar apuntó que ese plazo de dos años es el máximo que permite la ley y que, en todo caso, podría acortarse en el caso de que se produjese una nueva adjudicación con antelación.

En esta línea, añadió que se llega a esta situación de prórroga por un retraso en la puesta en marcha de los trámites necesarios para que se produzca la nueva licitación durante el mandato precedente. En principio, se prevé que el nuevo contrato pueda estar disponible en un plazo de 21 meses, por lo que, según Villar, «los preparativos previos deberían haberse iniciado hace al menos dos años».

Por lo que respecta a la Junta Local ordinaria celebrada ayer, el equipo de Gobierno acordó requerir a la empresa Aralcayna, del Grupo Cívica, el depósito de la garantía correspondiente al contrato de construcción y explotación de dos aparcamientos públicos, situados en la avenida Catedrático Soler y la calle Hermanos López de Osaba.

En concreto, se reclama aval por un importe de 596.000 euros por dos de los tres aparcamientos adjudicados inicialmente a Ortiz e Hijos en el año 2003.

En la misma sesión de la Junta también se aprobó la licitación de la instalación y montaje del alumbrado ornamental con motivo de las fiestas de Navidad 2019, Carnaval y Hogueras de 2020, en dos lotes, con el propósito de garantizar la antelación necesaria en su contratación. Su importe de licitación global asciende a 277.521,03 euros.

Compromís critica la demora

El grupo municipal de Compromís en el Ayuntamiento de Alicante achacó la prórroga de dos años aprobada por el equipo de Gobierno bipartito para el servicio de transporte urbano a la «inacción del PP en su año de minigobierno».

La formación acusó al PP de haberse «aprovechado para vivir de rentas de la buena situación económica del Ayuntamiento que heredaron». Asimismo, destacaron que «no es la primera vez que la derecha llega tarde y no es capaz de sacar en tiempo y forma la licitación de una gran contrata de la ciudad».

A través de un comunicado, Compromís solicitó «que los dos años de prorroga del servicio sirvan para establecer qué modelo de gestión es el más eficiente para el futuro de este servicio en Alicante».

Más