El Ayuntamiento estudia ampliar la atención a personas sin hogar

Una persona sin hogar duerme en una calle del centro de la ciudad de Alicante. / LP
Una persona sin hogar duerme en una calle del centro de la ciudad de Alicante. / LP

La Administración evalúa el aumento de cobertura en el centro de acogida con el fin de que abra sus puertas en casos de lluvia torrencial u olas de calor

EPALICANTE.

El Ayuntamiento de Alicante está evaluando ampliar la cobertura del Centro de Acogida a las Personas sin Hogar (CAI) con el objetivo de que abra sus puertas a este colectivo vulnerable durante episodios de olas de calor, así como en casos de lluvias torrenciales o de temperaturas que estén por debajo de los cuatro grados.

Se trata de una de las medidas que estudia la Concejalía de Acción Social y Familia, dirigida por Julia Llopis, para ampliar la atención a las personas sin hogar en la ciudad de Alicante. Así lo explicaron fuentes procedentes del mismo consistorio a través de un comunicado.

Las previsiones meteorológicas indican que la temperatura media durante los meses veraniegos subirá, y que las olas de calor «serán frecuentes y de más duración, por lo que se quiere prever también la atención en este tipo de episodios», destacaron desde la administración.

Hasta ahora, el Centro de Acogida e Inserción para personas sin hogar, en situaciones de climatología adversa, atiende durante olas de frío, temporales continuados y lluvias fuertes.

De forma ordinaria, el CAI presta distintos servicios a las personas acogidas que entran en un programa de reinserción con el fin de apoyarles en su recuperación y para superar situaciones de desamparo u otro tipo de problemas a los que se enfrentan, con la atención de un equipo multidisciplinar y con la colaboración de voluntarios.

El CAI cuenta con 69 plazas de alojamiento y 15 de comedor asistencial y atiende los 365 días del año en la avenida Doctor Jiménez Díaz, número 27.

Durante el ejercicio 2018 alojó a 676 personas, según datos recogidos por la Concejalía. Su organización está pensada para que las personas que lo utilizan «tiendan a convertirse en hombres o mujeres preparados para mantener una vivienda permanente», aseguró la administración .

La propuesta para ampliar la cobertura del CAI ha sido elevada por el área de Acogida de la concejalía a Julia Llopis, que debe ahondar en las repercusiones económicas de la iniciativa y en cómo la medida podría influir en otros departamentos municipales conectados con estas actuaciones.

Según los informes realizados a pié de calle, en Alicante se hace un seguimiento a las personas que duermen habitualmente en parques o espacios públicos, y bajo algunas infraestructuras (puentes) u otros puntos al descubierto.

Un estudio reciente reveló que un total de 136 personas duermen en las calles o en estructuras precarias en Alicante. Este resultado se obtuvo a partir de la información obtenida por los distintos equipos de atención en calle que trabajan en la ciudad, así como de informes elaborados por la Policía Local.

La colaboración entre entidades permitió realizar por primera vez en Alicante una valoración barrio a barrio sobre la realidad de exclusión social que vive este colectivo. El trabajo en su conjunto lo realizaron las 13 organizaciones que integran la Red de Entidades para la Atención a Personas Sin Hogar de Alicante.