Avant convoca una reunión para abordar el plan ferroviario de Alicante

Varios viajeros caminan por la estación del AVE de Alicante. / lp
Varios viajeros caminan por la estación del AVE de Alicante. / lp

El gobierno local espera que se pueda renegociar la agenda aprobada por el Consejo de Ministros que, según mantienen, «margina a la ciudad»

EFE / C. C. ALICANTE.

La sociedad Avant, constituida por el Ministerio de Fomento, la Generalitat Valenciana y el Ayuntamiento de Alicante para impulsar las obras de la llegada del AVE a la ciudad, ha atendido la petición formulada por el Gobierno local y ha convocado una reunión de la junta de accionistas para el próximo lunes, día 29. Sobre la mesa estará, entre otros asuntos, el futuro de la estación intermodal y el parque central de Alicante.

En primer lugar, en esa sesión se deberá deliberar sobre el acuerdo de convocatoria de la Junta General de Accionistas solicitada por el alcalde de Alicante, Luis Barcala, a raíz de la aprobación unilateral por parte del Consejo de ministros de una adenda al convenio firmado el 7 de mayo de 2003, según fuentes municipales. Es decir, el convenio por el que se constituyó la sociedad Avant y se delimitaron sus objetivos.

El Ministerio de Fomento, a través del ente Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, informó, al aprobar la adenda a ese convenio, el pasado 22 de marzo, que dicho acuerdo era el paso necesario para que el propio Ministerio asumiese la deuda pendiente de la ejecución de las obras de la llegada del AVE, por un importe próximo a los 60 millones. Sin embargo, para el equipo de Gobierno de Alicante, dicha adenda supone suprimir inversiones en materia ferroviaria que estaban previstas en Alicante.

«Un miniparque»

En esta línea, tanto el alcalde, Luis Barcala, como la portavoz del equipo de Gobierno y concejal de Urbanismo, Mari Carmen de España, vienen denunciando que, con esa adenda, sólo se respeta «una actuación residual» para que se construya «un miniparque que no llegaría a la mitad de la superficie que contemplaba el proyecto original».

Ese parque se construiría en los terrenos liberados por las vías del ferrocarril, una vez soterradas hasta su acceso a la estación término. De ahí que el alcalde expresase su rechazo a la firma de ese documento al considerarlo lesivo para los intereses de la ciudad de Alicante.

Precisamente, en segundo término, en la reunión del próximo lunes se plantea la «deliberación y aprobación, si procede, del texto definitivo de la Adenda modificativa del convenio de 7 de mayo de 2003 para la remodelación de la red arterial ferroviaria de la ciudad de Alicante, aprobada por el Consejo de Ministros». A este respecto, De España señaló ayer que, con este punto, «se pone de manifiesto que el Gobierno central adoptó una decisión de modificación de la Adenda unilateral, sin contar con los miembros que formamos parte de esa sociedad».

Además, «decidió sin el concurso del resto de integrantes de Avant suprimir el soterramiento, la estación intermodal, las actuaciones para eliminar el trazado ferroviario de la primera línea de costa en la zona de San Gabriel y el proyecto de parque central como originalmente estaba concebido, dejando en su lugar un miniparque y se empezaría a ejecutar dentro de cuatro años», manifestó la edil de urbanismo.

Falta de infraestructuras

En un comunicado, el Gobierno local expresó su confianza en que en la reunión del próximo lunes «se reconduzca la situación rechazando la Adenda unilateral y que se vuelvan a incluir todas las actuaciones en materia de infraestructuras ferroviarias que contemplaba el acuerdo original». La portavoz municipal hizo un llamamiento al resto de miembros de la sociedad Avant -Fomento, a través de Adif, y Generalitat- a «no permitir que se margine a la ciudad de Alicante excluyendo unas inversiones que sí se contemplan para la ciudad de Valencia». Según concluyó la edil, «no queremos que le quiten nada a Valencia, pero tampoco queremos que nos dejen fuera de las actuaciones que Alicante precisa en materia de infraestructuras ferroviarias para garantizar su desarrollo futuro».