Arrestados un hombre, su actual pareja y su exmujer por traficar con cocaína

Objetos incautados. / LP
Objetos incautados. / LP

El grupo criminal se dedicaba a preparar la droga, venderla por las calles de Torrevieja y regresar al domicilio para anotar la contabilidad

EPALICANTE.

La Guardia Civil detuvo en Torrevieja a tres personas, una pareja y la exmujer del hombre, por supuestamente dedicarse a la venta de cocaína en varios municipios de la comarca alicantina de la Vega Baja. Se les acusa de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas y otro de pertenencia a grupo criminal.

En la operación se han incautado un total de 203 gramos de cocaína, 244 gramos de hachís, cerca de 19.500 euros, dos vehículos y una motocicleta. Los tres detenidos son españoles, dos mujeres de 43 y 53 años y un hombre de 62, que ya han ingresado en prisión, informaron desde el instituto armado.

Se trata de un presunto grupo criminal, formado por un hombre, su actual mujer y su exmujer, que al parecer estaba dedicado al tráfico de sustancias estupefacientes, principalmente cocaína, entre las localidades alicantinas de Guardamar del Segura, Torrevieja y la pedanía torrevejense de La Mata.

La investigación arrancó a finales del mes de mayo, ante las sospechas de que un hombre de unos 60 años podría estar utilizando una gasolinera de La Mata como punto de venta de droga a sus clientes. La vigilancia demostró que su actividad delictiva era bastante activa, ya que comenzaba la venta a primera hora de la mañana y acababa cerca de las once de la noche. En una sola tarde, podía recorrer hasta 250 kilómetros para que a ningún cliente le faltara la dosis.

En sus transacciones, al parecer siempre extremaba las medidas de seguridad, tratando de realizarlas en el interior del edificio del comprador, en la puerta de su vivienda, en establecimientos como casas de apuestas o en la gasolinera. Para evitar los seguimientos y despistar a la Guardia Civil, el sospechoso también cambiaba a menudo de vehículo y usaba varios teléfonos móviles para atender las llamadas con los pedidos.

Una vez terminado el reparto, presuntamente acudía a la vivienda de su exmujer en Torrevieja, donde tenía guardada la cocaína en roca. Juntos, la mezclaban y preparaban una cantidad suficiente para todas las ventas del día siguiente. Después, regresaba a su domicilio habitual en La Mata con su actual pareja para guardar la recaudación del día y hacer la contabilidad.

El pasado 31 de julio, la Guardia Civil registró esta vivienda y se incautó de unos 19.500 euros, tres dosis de cocaína y un cuaderno con anotaciones de las ventas.

Los tres detenidos ingresaron en prisión tras pasar a disposición del Juzgado de Instrucción número 4 de Torrevieja.