Arrestado un aficionado al boxeo que hundió de un golpe un pómulo a un hombre

EPALICANTE.

Agentes de la Guardia Civil detuvieron en Guardamar del Segura a un joven de 19 años aficionado al boxeo que presuntamente hundió el pómulo a un hombre de 30, sin mediar palabra, a finales del mes de julio durante las fiestas de la localidad.

La víctima precisó de cirugía maxilofacial para que le implantaran cuatro placas de titanio y reconstruirle los huesos de la cara. Al arrestado, de nacionalidad rumana y que ha practicado el boxeo «de forma habitual», se le considera presunto autor de un delito de lesiones.

Los hechos ocurrieron a finales del mes de julio, durante las fiestas de Guardamar del Segura, cuando un joven de 30 años caminaba por la calle junto a otros amigos. De repente, se colocó a su altura otro joven de 19 años que le propinó un «fuerte» puñetazo en la cara, sin haber mediado palabra.

El golpe hizo caer a la víctima al suelo inconsciente y lo único que pudieron hacer sus amigos fue llamar a emergencias porque el agresor se marchó rápidamente del lugar. Cuando llegó al hospital, debido a las varias fisuras y fractura de varios huesos de la cara que presentaba, el agredido tuvo que ser intervenido con cirugía maxilofacial para implantarle cuatro placas de titanio en la cara.

Los agentes, durante semanas, estuvieron practicando gestiones por diversos comercios de la localidad, gimnasios y redes sociales para encontrar un perfil que coincidiera con las características del autor de la agresión hasta que dieron con un joven, residente en la localidad, que había practicado el boxeo amateur.

Una vez que descubrieron quién era el posible autor, se detuvo al joven como presunto autor de un delito de lesiones, quien, tras pasar a disposición judicial, quedó en libertad, pero obligado a presentarse los días 1 y 15 de cada mes ante el juez.