Arrestada una joven por denunciar que habían usado su tarjeta

La presunta afectada simuló que una tercera persona se había gastado los 600 euros que tenía con el fin de que el banco le abonara los gastos

EPALICANTE.

Agentes de la Policía Nacional detuvieron en Dénia a una joven de 19 años que denunció como fraudulentos unos cargos a su tarjeta de crédito por 600 euros que, al parecer, en realidad había realizado ella misma.

La joven denunció unos cargos fraudulentos en su tarjeta de crédito y, tras la denuncia, los agentes de la Brigada de Policía Judicial de Dénia comenzaron una investigación.

Los policías, tras las pesquisas, determinaron que los cargos en la cuenta bancaria de la denunciante, que ascendían a más de 600 euros, presuntamente los había realizado ella misma. Los investigadores creen que la finalidad de la denuncia era que el banco le abonara sus gastos.

La mujer, por tanto, fue detenida como presunta autora de un delito de simulación de delito y ha quedado en libertad tras ser oída en declaración, a la espera de ser citada por la Autoridad Judicial.

Otro caso

Por otro lado, agentes de la Policía Nacional detuvieron en Alicante a un hombre de 23 años también como presunto autor de una simulación delito y otro de estafa. Al parecer, denunció falsamente el robo de un móvil con una navaja para cobrar el seguro.

El joven presentó una denuncia en la que manifestaba que, mientras paseaba por una calle de Alicante, un hombre vestido de negro y con gorra se le acercó y, a punta de navaja, le robó su teléfono móvil, un 'smartphone' de última generación, y una riñonera con su documentación y 30 euros.

Los agentes del Grupo de Investigación de la Comisaría Centro de Alicante asumieron la investigación para identificar, localizar y detener al presunto culpable. Fruto de las pesquisas realizadas, averiguaron que el hecho no había sucedido como la supuesta víctima había relatado. Así, concluyeron que se trataba de una denuncia falsa y arrestaron al denunciante.

El hombre, al parecer, utilizó la denuncia para intentar cobrar el seguro que tenía contratado, ya que le cubría el robo con violencia, pero no la pérdida o el extravío del terminal.

Según el detenido, unas amistades le aconsejaron que denunciara el robo violento para así poder cobrar el seguro, cuando en realidad había extraviado sus pertenencias de forma fortuita. El joven también ha quedado en libertad tras ser oído en declaración, a la espera de ser citado por la Autoridad Judicial.

Un delito extendido

En lo que va de año, 40 personas han sido detenidas en la provincia de Alicante por delitos de simulación. Se trata, en la mayoría de los casos, de denuncias presentadas por robos de teléfonos móviles de última generación cuando, en realidad, los dispositivos se han extraviado o hurtado, o bien los denunciantes aseguran ser víctimas de un robo con violencia para beneficiarse de la indemnización del seguro.

Los hechos denunciados se investigan y, caso de determinarse su falsedad, el denunciante queda detenido como presunto autor de un delito de simulación de delito. Ello genera así antecedentes policiales e incluso penales que pueden acarrear «graves repercusiones al normal desarrollo de su vida personal».