Aptur quiere expandirse por la Comunitat para ser más visible ante el Consell

La patronal de apartamentos turísticos anuncia su intención de ampliar su campo de actuación a nivel autonómico

EFEALICANTE.

La Asociación de Apartamentos Turísticos de Benidorm y la Costa Blanca (Aptur) se marca como objetivo ampliar su campo de actuación y configurar una patronal de ámbito autonómico con la colaboración de las agrupaciones de Valencia y Castellón de cara al próximo año. Así lo anunció ayer el presidente de la patronal, Miguel Ángel Sotillos, antes del inicio de la asamblea anual de la Aptur celebrada en la jornada de ayer en el Invattur de Benidorm. «La idea es hacer estatutos nuevos, valorar opciones y tratar de entroncar y articular el sector de vivienda vacacional profesional de la Comunitat», explicó Sotillos.

Según dijo, ampliar el campo de actuación conllevará a «facilitar la representatividad ante la Generalitat» a la hora de plantear sus demandas y reivindicaciones.

En la asamblea también se hizo balance de la última temporada en la que se ha producido una bajada en torno al 5 por ciento en la ocupación, «en la misma línea que campings y hoteles», señaló. Sin embargo, apenas ha tenido incidencia en la facturación «porque hemos gestionado un número mayor de apartamentos», indicó el empresario.

La asamblea anual revela un ligero descenso en ocupación con respecto a 2018

La asamblea, que fue clausurada por el alcalde de Benidorm, Toni Pérez, y el director general de Turismo, Herick Campos, contó con la presencia de la mayoría de asociados a Aptur, que maneja unas 14.000 plazas en la provincia de Alicante.

Por otra parte, Sotillos explicó que la quiebra del mayorista británico Thomas Cook no ha afectado al sector en la provincia y la Comunitat debido a que no tenían contrataciones, aunque apuntó que existe el temor de que «se inicie una guerra de precios desde Canarias y Baleares, donde el efecto sí ha sido muy negativo».

Respecto a la situación del alojamiento ilegal, el presidente de la Aptur aseguró que han «mejorado muchos en los últimos años gracias al esfuerzo de todos», pero admitió que todavía subyacen algunas preocupaciones. «Hay una gran cantidad de particulares dados de alta en el Registro de Turismo y que ya se creen que son legales. Pero nos consta que hay muchos que no cumplen la legislación a pesar de estar inscritos y, por tanto, no soportan los mismos costes que aquellos que sí cumplen a rajatabla», lamentó.