La anunciada reforma del Teatro Principal, paralizada y sin novedades

El concejal de Cultura de Alicante, Antonio Manresa (Cs), y la subdirectora del teatro y exedil del PP, María Dolores Padilla, ayer. / c. c.
El concejal de Cultura de Alicante, Antonio Manresa (Cs), y la subdirectora del teatro y exedil del PP, María Dolores Padilla, ayer. / c. c.

El coliseo también sigue sin director a la espera de que los tres propietarios encuentren un perfil que sustituya a Paco Sanguino

C. CUENCAALICANTE.

El Teatro Principal de Alicante presentó ayer las novedades de la programación para los meses de otoño e invierno. No faltará ninguna de las artes escénicas ni tampoco nombres propios de reconocido prestigio sobre el escenario, pero el coso continúa sin director desde que dejó el cargo el actual concejal socialista Paco Sanguino. Tampoco hay noticias sobre la anunciada reforma del edificio, que debía haberse iniciado tras la entrada de la Generalitat como copropietaria del inmueble, pero todavía no ha ocurrido. Mientras tanto, la exedil del PP -y también exdirectora del teatro- María Dolores Padilla, asume la dirección en funciones y trabaja junto al equipo técnico para que el telón se pueda levantar ya este fin de semana con el humor de Goyo Jiménez.

Se habló mucho en los últimos meses de las obras de remodelación del Teatro Principal, visiblemente deteriorado por fuera y mejorable en su interior. Lo manifestó, entre otros, la ahora subdirectora del teatro y antes edil de Cultura María Dolores Padilla. La reforma estaba condicionada a que la Generalitat llegase con dinero y adquiriera la tercera parte del inmueble -las otras dos son el Ayuntamiento de Alicante y el banco Sabadell-. Pero la entrada de la Generalitat, que también se retrasó varios meses desde que Ximo Puig lo anunció, tuvo lugar de forma oficial en diciembre de 2018. Más de ocho meses después no hay noticias al respecto.

Se suponía que este verano, con el parón de la programación en agosto, iba a comenzar la remodelación con el cambio de las butacas. Pero las obras no han empezado ni van a empezar hasta, al menos, dentro de un año. «Hablamos de cambiar las butacas en verano, pero no dijimos cuándo», manifestó ayer Padilla.

Con un inmueble con dos de los tres propietarios sujetos a cambios políticos, parece lógico que los trámites se estén retrasando. De hecho, han sido varios los concejales de Cultura que han pasado por el Ayuntamiento de Alicante desde que se anunció la reforma hasta hoy. El actual es Antonio Manresa (Cs), que ayer compareció en rueda de prensa junto a Padilla, pero no supo responder cuándo comenzará la reforma. Tampoco quién será el nuevo director del teatro, una plaza que está vacante desde que la dejara el ahora líder de la oposición Paco Sanguino.

Manresa sí aseguró que habrá novedades después de la junta del teatro que tendrá lugar el 17 de septiembre. Entonces, Ayuntamiento, Generalitat y Sabadell tratarán de planificar el futuro del Principal alicantino y también darán los primeros pasos para encontrar al nuevo director. Mientras tanto, sigue en funciones Padilla.

Más