La ampliación del parque empresarial de Elche es cuestión de meses

El alcalde ilicitano asegura que sólo faltan los últimos trámites para aumentar el suelo en 600.000 metros cuadrados

EFEALICANTE.

La anunciada ampliación del parque empresarial ubicado entre Alicante y Elche parece más cercana después de que el primer edil ilicitano, Carlos González, anunciase ayer la recta final de la tramitación administrativa para aumentar el suelo del recinto, ubicado en la pedanía de Torrellano, en 600.000 metros cuadrados.

González señaló que actualmente se encuentran a la espera de la contestación de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) sobre el plan de inundabilidad del parque empresarial. Este informe remitido antes de agosto es el último, según explicó ayer el alcalde en rueda de prensa, de los cerca de 20 presentados hasta la fecha para poder llevar a pleno la aprobación del expediente de modificación sobre la ampliación del complejo empresarial. El objetivo es que el proceso se alargue lo menos posible y que las obras puedan empezar en los próximos meses.

Primera reunión

Esta es una de las prioridades que se ha marcado el equipo de gobierno ilicitano integrado por PSPV-PSOE y Compromís en esta legislatura, tras la primera reunión mantenida en la mañana de ayer después de las vacaciones. Entre los objetivos marcados destaca la mejora de los barrios y pedanías, de los servicios públicos, la modernización del espacio público, el impulso del empleo y la cohesión territorial y social o la exigencia de inversiones a otras administraciones.

En esta hoja de ruta las dos formaciones marcan como proyectos las obras del Campus Tecnológico, el nuevo Plan General de Ordenación Urbana, la culminación de la reforma del Hospital General o la estrategia turística y de desarrollo comercial.

Por su parte, la portavoz de Compromís, Esther Díez, señaló que los retos de esta legislatura tratan de pensar en las nuevas generaciones y en poner en marcha medidas con las que transformar la ciudad y dar respuesta a los retos del siglo XXI.