Alicante limpia más de un centenar de grafitis en el casco antiguo

EFEALICANTE.

El Patronato de la Vivienda ha limpiado más de un centenar de grafitis del casco antiguo de Alicante con un plan de intervención que dispone de un presupuesto de 25.000 euros y que se ha puesto en marcha ante la «invasión» de pintadas sobre fachadas, mobiliario urbano, puertas o murales.

El plan de limpieza comenzó en agosto y concluirá en octubre. Con él se pretende, según explicó el presidente del patronato, José Ramón González, poner en valor el casco antiguo, intentar frenar las conductas vandálicas eliminando cuanto antes los grafitis, y realizar un mantenimiento constante para evitar que vuelvan a aparecer.

El casco antiguo se ha visto invadido por una oleada de grafitis realizados sobre cualquier tipo de fachadas, en los muros, el mobiliario urbano , puertas y cancelas de edificios públicos o privados, de reciente construcción o pertenecientes al patrimonio histórico.

Entre las más de un centenar de ubicaciones donde se ha intervenido, destacan el mural de las escaleras de Maldonado, el Palacete de Labradores, la plaza del Carmen, Virgen del Remedio, calle Mayor, Villavieja, Paseíto Ramírez, Santo Tomás, Santos Médicos, Álvarez, Verónica, así como otras ubicaciones del casco antiguo.

En la intervención se han utilizado diferentes técnicas y medidas efectivas para eliminar los grafitis dependiendo del tipo de soporte afectado.

La limpieza se ha hecho sobre un paramento o chapa pintada, repintando algunas zonas intentando igualar el tono sobre aplacado de piedra o sillería, y aplicando un producto especial que logra limpiarlos con vapor de agua a alta presión.

Para las fachadas de piedra una vez limpias se ha optado por aplicar una protección antigrafiti que varía dependiendo del tipo de piedra y su porosidad.