Alicante ultima el cambio de nombre de las calles franquistas

Hoy se ha inaugurado el vial en honor a Miquel Grau, que falleció en 1977 tras recibir el impacto de un objeto lanzado por un fascista

EFEalicante

El Ayuntamiento de Alicante casi ha terminado el proceso de aplicación de la Ley de Memoria Histórica con el cambio de nombres a las calles de la ciudad tras la inauguración hoy del vial en honor a Miquel Grau, que falleció en 1977 tras recibir el impacto de un objeto lanzado por un fascista.

Al acto del cambio de la placa en la calle han acudido el concejal de Presidencia, Natxo Bellido; la edil de Memoria Histórica, María José Espuch; el de Estadística, Daniel Simón, y el de Medio Ambiente, Víctor Domínguez.

También ha participado el hermano del homenajeado, José Ramón Grau, quien ha considerado que el cambio de denominación es "emotivo" y un acto que "simbólicamente reconoce a una de las muchas personas que estuvieron luchando por la libertad en este país".

Miquel Grau falleció el 16 de octubre de 1977, diez días después de que un objeto lanzado por un fascista desde un balcón le hiriera de muerte mientras estaba colgando carteles en la Plaza de los Luceros para la convocatoria de la diada valenciana del 9 de octubre.

"Han pasado muchos años, tantos como 39; estoy agradecido a toda la gente que ha luchado para que llegue un día así, para que los ciudadanos puedan saber que en este país se luchó por la libertad", ha manifestado su hermano.

Grau también ha reconocido la labor de la Concejalía de Memoria Histórica y ha opinado que el cambio de calles "es algo que debería de haberse hecho hace mucho tiempo".

Por su parte, la edil del área ha resaltado que "Alicante tenía una deuda histórica con Miquel Grau", por lo que "era de justicia darle una calle, quitándosela a un fascista (antes denominada García Morato) para ponérsela a una persona que estaba luchando por la libertad".

Con el cambio de esta placa, el Ayuntamiento pone casi punto final al proceso de aplicación de la memoria histórica en el callejero de la ciudad, con excepción de tres calles que han retrasado hasta el próximo mes de enero, para hacerlas coincidir con otros actos y tras petición expresa de colectivos y vecinos.

Es el caso de la Plaza Feminario, en la glorieta frente a la estación de Murcia, donde el Museo de Hechos y Derechos de las Mujeres y la Plataforma Feminista de Alicante han solicitado que se cambie en el homenaje que realizarán a la recientemente fallecida Nieves Simón.

Espuch ha destacado que "no ha habido problemas, revuelos ni protestas" durante todo este proceso, por lo que se ha desarrollado "con total normalidad".

También ha anunciado que, junto a las placas que ponen nombre a las calles, se colocarán otras que explicarán quiénes son los personajes históricos que allí aparecen, un proceso que se realizará "más adelante".

En cuanto a las críticas del PP y al proceso judicial abierto contra el cambio de nombres, el edil de Estadística ha informado de que el asunto "está en manos del servicio jurídico del Ayuntamiento" y que está "preparando la defensa".

"Lo que pide el PP es la suspensión cautelar de la suspensión cautelar; es una estrategia un poco extraña, pero yo no soy jurista", ha agregado.

A este respecto, Espuch ha tildado de "muy difícil de entender" lo que solicita el PP y, en su opinión, la denuncia "no tiene ningún recorrido jurídico".

"Nosotros estamos contentos porque Alicante es más democrática ahora que antes y, aunque vamos con mucho retraso, vamos con paso firme y continuaremos con nuestra lucha por la defensa de la libertad y la democracia", ha zanjado.

Al acto también han acudido representantes del Casal Popular Tío Cuc y de Corball, la Colla de Cultura Popular de l'Alacantí, quienes han representado bailes tradicionales alicantinos y una 'muixeranga'.