Educación garantiza que las familias tendrán los libros el 8 de septiembre

Educación garantiza que las familias tendrán los libros el 8 de septiembre

Los centros tendrán que hacer los pedidos de material este mes y los ayuntamientos fijarán el plazo para el cobro de la ayuda de la segunda fase de XarxaLlibres

ESTHER BROTONSAlicante

El plazo para devolver los libros de texto y participar en los bancos que pondrán en marcha colegios e institutos adscritos a XarxaLlibres finalizó ayer con más de 113.00 solicitudes en la provincia. La Conselleria de Educación mostró su satisfacción por los resultados de participación en un programa que busca la gratuidad del material, pero que no ha estado exento de trabas. Hay ayuntamientos que todavía tienen pendientes de abonar las primeras ayudas y muchas familias cuestionan que los libros, que deben revisarse y clasificarse, estén entregados al inicio del próximo curso.

Educación hizo ayer balance y, además, garantizó que el material estará disponible el día 8 de septiembre cuando comiencen las clases, aunque este tarea -clasificación, revisión y reparto- dependerá de los centros, y todavía hay dudas sobre quién pagará los libros de cursos que se necesitarán nuevos al cambiar.

Según los datos de la Conselleria, y a la espera de conocer los resultados definitivos, XarxaLlibres ha registrado 340.909 solicitudes de la Comunitat, de las que 113.204 corresponden a la provincia de Alicante, 41.800 a la de Castellón y 185.905 a la demarcación de Valencia.

La segunda fase de las ayudas consiste en el cobro de hasta cien euros al devolver los libros en buen estado de uso. Durante estas semanas, colegios e institutos han tenido que verificar las solicitudes y la información sobre el número de libros entregados por cada familia así como el estado en que se encontraban.

Una vez validada esta información tienen que volcar los datos en un programa informático, al que acceden los ayuntamientos, paso imprescindible para que puedan cobrar la segunda fase. Las corporaciones municipales, una vez consultados los datos, son las responsables de gestionar los periodos de pago de la ayuda, que es aportada en partes iguales por Generalitat, Diputación y ayuntamientos.

Según Educación, los centros realizarán los pedidos de libros este mes de julio y las familias tendrán el material preparado en las aulas de sus hijos cuando empiece el curso, el 8 de septiembre. En las localidades que contaban con un informe desfavorable de sostenibilidad financiera, la Generalitat completará la parte de las ayudas que le corresponde al ayuntamiento para que tengan acceso los estudiantes al banco de libros.