Colas de hasta diez kilómetros en la A-7 entre Alicante y Murcia

Detalle de las retención de vehículos, ayer, en la A-7. :: n. g./
Detalle de las retención de vehículos, ayer, en la A-7. :: n. g.

A lo largo de la mañana, se registraron también retenciones de hasta diez kilómetros en las carreteras de salida de Madrid, especialmente en la carretera de Valencia, A-3, a su paso por Villarejo

AGENCIAS

Los atascos en las salidas de Madrid, Barcelona, así como en las vías de acceso a zonas de playas como Almería, Cádiz o Santander, marcaron la jornada del Jueves Santo. Por la tarde, los mayores problemas de tránsito se registraron en dirección a distintas zonas de la costa como Alicante, Murcia, Cádiz y Cantabria. Sin embargo, la principal incidencia del segundo día de la fase de la operación Semana Santa de la Dirección General de Tráfico se produjo entre Alicante y Murcia, donde hubo más de diez kilómetros de atasco en la A-7, en sentido Almería, por un accidente a la altura del Esparragal.

Tras una jornada también de muchísima intensidad circulatoria, el míercoles, en la A-31 en el Medio y Alto Vinalopó, especialmente en dirección a Alicante y las playas de Benidorm y Torrevieja, el día de ayer será recordado por cientos de conductores por el gran tapón que se produjo de hasta diez kilómetros en la autovía de Murcia a causa de un siniestro.

A lo largo de la mañana, se registraron también retenciones de hasta diez kilómetros en las carreteras de salida de Madrid, especialmente en la carretera de Valencia, A-3, a su paso por Villarejo.

La circulación también ha sido lenta y con paradas para abandonar la capital española por la carretera de Andalucía, A-4, a su paso por Seseña, según la DGT.

A partir de las 14.00 horas, comenzaron las retenciones, con paradas de varios kilómetros, en las rondas de Barcelona, donde el Jueves Santo fue laborable. Un portavoz de la Dirección General de Tráfico ha constatado que se han cumplido sus previsiones, dado que las mayores complicaciones en la circulación se han registrado entre las 08.00 y las 14.00 horas, con la única excepción de Cataluña, donde la mayor afluencia de vehículos está prevista entre las jornada del Jueves Santo por la tarde y el Viernes Santo por la mañana, según la última previsión.