El Ministerio quiere evitar el 'trasvase cero' con un caudal simbólico para regar

La comisión técnica propuso ayer destinar la dotación completa para los abastecimientos y un pequeño volumen para los cultivos del Segura

M. BUITRAGOALICANTE

A falta de que lo autorice la ministra de Agricultura, la población recibirá la dotación mensual de la cabecera del Tajo, mientras que los regadíos solo tendrán un caudal simbólico que puede rondar un hectómetro. Esta fue la propuesta para octubre que estudiaron los miembros de la Comisión central de Explotación del Trasvase que se reunieron ayer en Madrid bajo la presidencia de la directora general del Agua, Liana Ardiles, según ha podido saber 'La Verdad'. Solo acudieron los técnicos del Ministerio y de las confederaciones hidrográficas, como en las dos ocasiones anteriores.

El Ministerio intenta mantener cierto equilibrio. Los embalses de Entrepeñas y Buendía están en una situación precaria por la falta de lluvias en la zona, lo cual desaconseja derivar los 20 hectómetros mensuales que permite el Nivel 3. Almacenan 330 hectómetros, veinte menos que en agosto y 16 por encima de la línea roja no trasvasable.

La cabecera, en alerta

Por otro lado, el Gobierno central intenta evitar el 'trasvase cero' para los regadíos, y menos en la antesala de la próxima campaña electoral. Ayer se estudió la posibilidad de mandar un volumen testimonial que resuelve muy poco o nada a los cultivos del Segura.

La cabecera sigue cayendo en picado y roza el 13%. Las aportaciones no crecen y la situación podía ser peor de no ser por la cautela mostrada por el Ministerio en los últimos meses. En agosto se autorizaron 15 hectómetros (5 menos del máximo permitido) y en septiembre fueron 10. Hubo cierta esperanza de que la tendencia cambiara con el nuevo año hidrológico, pero de momento no ha sido así. Los abastecimientos para 2,5 millones de habitantes mantendrán de momento su asignación, y el resto se completará con las desaladoras. La Mancomunidad de Canales del Taibilla y la Confederación Hidrográfica del Segura tienen preparado un plan alternativo para evitar cortes de agua a la población.

Los regantes del trasvase han empezado a tomar agua del embalse de La Pedrera en virtud del acuerdo alcanzado la semana pasada entre el Ministerio, la Mesa del Agua y el Gobierno regional. Los riegos se han reactivado en el Campo de Cartagena y en otras zonas. Los usuarios pueden tomar un máximo de 30 hectómetros de este embalse, que serán repuestos por los caudales que se produzcan en la desaladora de Torrevieja, a un precio de 30 céntimos el metro cúbico, más IVA y transporte.

El año hidrológico se ha estrenado con un aumento de las lluvias en la geografía nacional. El valor medio de las precipitaciones acumuladas en los primeros veinte días del nuevo año -hasta el 20 de octubre- alcanzó 58 litros por metro cuadrado. Representan un 23% más del valor medio normal hasta esa fecha (54 litros por metro cuadrado). Según explicó la portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Ana Casals, entre el 14 y el 20 de octubre las lluvias afectaron a toda España, excepto a extensas áreas del centro de Cataluña, donde no se registraron precipitaciones.

La portavoz de la Aemet precisó que no ha llovido ni la mitad de lo normal en Murcia, sur de la Comunidad Valenciana, Cataluña, en una zona entre Guadalajara y Soria, al norte de Zaragoza y en gran parte de la isla de Mallorca.