Refuerzo judicial para atender las demandas por preferentes

El CGPJ aprueba la llegada de un juez en Alicante para hacerse cargo de los casos de conflictos bancarios complejos

LUIS CANDELAAlicante

Los efectos de la caída de las cajas españolas se han dejado sentir en los juzgados de la Comunitat Valenciana. Uno de los casos que ha originado más conflicto ha sido la nulidad de las acciones de Bankia, que provocó el colapso en palacios de justicia sobre todo de Valencia y Castellón. Sin embargo, la venta de acciones preferentes de la entidad también ha causado algunos estragos en los ya de por sí sobrepasados juzgados de Primera Instancia de Alicante.

Por ello, los jueces del partido judicial reclamaron a comienzos de verano un refuerzo para hacerse cargo de estos asuntos, cuyo nombramiento está cerca de llevarse a término. Según pudo saber este diario, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha aprobado la llegada, por la vía de comisión de servicio, de un juez que se haga cargo de las demandas por las acciones de Bankia, tal y como confirmó a este diario el decano de Alicante, Salvador Bellmont.

Los magistrados de los diez juzgados de Primera Instancia con competencias en estos asuntos mantuvieron el martes una junta para estudiar de qué forma el compañero que llegue de refuerzo podría ponerse manos a la obra con estos casos de productos bancarios complejos. Existe la posibilidad de que asuma los nuevos casos, pero la opción preferente es que se ocupe, de forma transversal, de las causas que ya están en trámite. En principio, la vacante se cubre durante seis meses ampliables hasta los dos años.

Además de vaciar de juicios las salas de vistas, con la llegada del refuerzo se impondría un criterio único a la hora de dictar las sentencias, evitando así que cada juzgado fallase de una forma distinta en casos muy similares.

La ciudad soporta un 20% de las demandas que llegan a los juzgados de Valencia, aunque no hay que olvidar que la capital de la Comunitat cuenta con 28 juzgados de Primera Instancia y Alicante con 12, pero dos de ellos tramitan asuntos de familia. Entre enero y junio de este año, se presentaron 175 demandas en la capital alicantina.

Además, los órganos judiciales de Alicante se encuentran colapsados con el registro de más de 1.500 asuntos cada año, cuando el CGPJ sitúa lo recomendable entre 738 y 884. La junta de jueces sirvió también para abordar la nueva competencia de los Primera Instancia en concursos de acreedores de personas físicas y el ofrecimiento de los jueces de lo Mercantil de la ciudad para organizar un curso para compañeros de toda la provincia.