Puig fulmina al gerente de FGV tras hacer esperar 15 minutos a la consellera

Puig fulmina al gerente de FGV tras hacer esperar 15 minutos a la consellera

Oltra ajusta cuentas con Pablo Cotino, lo tilda de «misógino» y asegura que cuando estaba en la oposición llegó a pelearse con él por documentos

MARTA HORTELANOVALENCIA

Tenía su despido asegurado, pero el actual gerente de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV), Pablo Cotino, dejará su cargo antes de lo esperado. La vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, anunció ayer que el Ejecutivo valenciano destituirá de inmediato al alto cargo tras haber hecho esperar a la consellera de Infraestructuras, María José Salvador, en su visita por sorpresa a las instalaciones de la empresa pública, el día anterior, para recabar toda la información clasificada del accidente de metro de Valencia. Según explicó Oltra ayer, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, va a remitirle una carta a Cotino para recordarle que hasta que sea despedido, es un «subordinado» de la consellera y debe tratarla con la deferencia que le corresponde como miembro del ejecutivo valenciano.

Y a partir de ahí, la portavoz del Consell ajustó cuentas personales con el todavía gerente de FGV, pero por boca del Consell, de quien es ahora altavoz. Oltra explicó que si bien todos los miembros del Gobierno se habían quedado «estupefactos» con la historia narrada por María José Salvador, a ella no le había pillado tanto por sorpresa porque su relación con Cotino venía de largo. A la portavoz del Consell le «indigna» aunque no le sorprende ya que le conoce personalmente y, recordó que había tenido «episodios memorables» con él. De hecho, describió cómo en una ocasión, como diputada de Compromís en Les Corts, llegó a pelearse «incluso físicamente» con él para poder llevarse «un papel» que había reclamado por el cauce parlamentario. «Cuando la consellera lo ha contado lo he visualizado y todo», dijo ayer en la rueda de prensa del Consell. De hecho, la vicepresidenta llegó incluso a tildar de «misógino» al gerente de FGV al creer que Cotino «entiende desde el abuso de poder el ejercicio de su cargo» y sin embargo «no entiende dónde está situado jerárquicamente» respecto de la consellera. «En este caso particular tiene unas gotitas de misoginia» ya que no habría actuado de igual modo si Salvador hubiera sido un conseller «grandote». «No es lógico desde ningún punto de vista democrático», dijo.

Pablo Cotino evitó ayer hacer valoraciones sobre las descalificaciones de la portavoz del Consell, según confirmaron fuentes de FGV. Pero el grupo parlamentario popular salió en defensa del alto cargo del anterior ejecutivo. Así, el PP en Les Corts solicitará la comparecencia de la consellera María José Salvador, para «esclarecer lo ocurrido en la sede de FGV después de que Oltra anunciara su destitución.

En un comunicado, el PP señaló que pedirá que se aporte la prueba audiovisual de la cámara de FGV que «demuestre que la consellera tuvo que esperar quince minutos en la puerta de la entidad ante su imprevista visita». Desde la formación añadieron que, ante las «acusaciones» realizadas por Oltra durante la rueda de prensa posterior al pleno del Consell, el PP «quiere esclarecer cuanto antes la situación». El grupo popular también destacó que «siempre ha confiado en la honestidad y el buen gobierno de los cargos del PP que han trabajado de forma honrada por el bien de la Comunitat y de los valencianos».

Por su parte, el diputado socialista José Muñoz acusó al grupo popular en Les Corts de seguir con su estrategia de crear cortinas de humo para, una vez mas, obstaculizar la entrega de documentación» de la empresa FGV sobre el accidente del metro de 2006. En un comunicado, Muñoz lamentó que nuevamente el PP «se niegue a colaborar y trate de desviar la atención porque lo primordial ahora es que se trabaje en la recopilación de toda la información que ayude a cerrar esta herida». El diputado socialista reclamó al PP su colaboración para que «entre todos logremos esclarecer lo ocurrido en el trágico accidente de metro y para ello», insistió, «es vital que se facilite toda la documentación».