La Comunitat tiene el doble de médicos que plazas ofertadas en la sanidad pública

La Comunitat tiene el doble de médicos que plazas ofertadas en la sanidad pública

Las plantillas están más envejecidas pese a los recortes que han aumentado las jubilaciones forzosas

L. V. / E. B.

Son 23.460 los médicos colegiados en la Comunitat Valenciana. Lo dijo ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE) al presentar los resultados de 2014, que desvelan que el número de facultativos colegiados ha aumentado respecto a 2013 en 374 -un 1,6%- nuevos inscritos en algunos de los tres colegios profesionales de la Comunitat. El total supone el doble de los puestos que ofrece la sanidad pública de la autonomía, que se sitúan en torno a los 12.000, conforme al criterio del sindicato médico Cesm.

médicos colegiados por mil habitantes hay en la Comunitat frente al 5,13 de la media nacional. En Enfermería se sitúa en 5,16, mientras que la media del país sube a 5,92 colegiadas. Más mayoresLas plantillas en los hospitales y centros de salud están envejeciendo . Si se tiene en cuenta la edad, un 37,9% de los médicos colegiados tienen menos de 45 años (1,6 puntos porcentuales menos que en 2008) y en Enfermería el 54% (tres puntos menos).Suben las jubilacionesLa aplicación de las jubilaciones forzosas de Sanidad se ha dejado notar. Menos profesionales pueden prolongar su actividad y en el caso de los médicos dejaron de ser activos un centenar en la provincia en 2014 frente a una media de 30 en años anteriores.FeminizaciónUn total de 7.146 facultativos están colegiados en la provincia, según el INE. De ellos, 3.964 son hombres y 3.182 mujeres. La medicina se está feminizando y, además, entre el grupo de menos de 35 años son ya más mujeres (842), que hombres (367).

El retrato que se desprende de la confluencia de estas cifras desvela una realidad que Andrés Cánovas describe como «un problema grave». A su juicio, «estamos preparando médicos para que se vayan al extranjero» y recuerda que el periodo completo de formación de uno de estos profesionales «cuesta 300.000 euros, que le regalamos a Europa porque hay países como Alemania, Dinamarca, Suecia o Austria» donde hay necesidad de especialistas en y hasta allí se van muchos.

Cánovas no deja de insistir en que en estos momentos las circunstancias describen «el principio de un gran problema que nos traslada a los tiempos en los que se establecieron los números clausus para limitar el acceso a las facultades de Medicina». Ahora la realidad ofrece un creciente número de licenciados, dado el número de facultades de Medicina que han abierto sus puertas en los últimos años a lo largo del territorio valenciano.

No sólo el dirigente de Cesm ha puesto el acento en esta cuestión. Hace unos meses Luis Aparicio, secretario de la Facultad de Medicina de la Universitat de València, ya advirtió de que sólo con los licenciados (o graduados) de la Comunitat Valenciana habrá más aspirantes que plazas disponibles.

Aparicio consideró que en los próximos cursos el número de licenciados en Medicina que cada año saldrán de las aulas puede rondar los 800, cifra que no alcanzará la oferta MIR necesaria para que los licenciados completen su formación.

Los facultativos que no trabajan en hospitales o ambulatorios de la red pública en buen número lo hacen en el ámbito de la asistencia privada, pero hay que tener en cuenta que los centros sanitarios y áreas de salud gestionadas bajo el modelo de concesión acogen a «unos 2.500 médicos», según el criterio de Cánovas.

Además, en consultas y otras áreas de atención se encuentran «unos dos mil MIR», de los cuales en torno a 600 son los que se incorporarán este año. A todos ellos se unen jubilados y también cabe encontrar médicos que no ejercen esta profesión, pero sí están colegiados.

La Comunitat cuenta actualmente con 4,7 médicos por cada 100.000 habitantes, mientras que la media española se sitúa en 5,13.

Ante este resultado, que podría conducir a pensar que faltan facultativos en la autonomía, Andrés Cánovas destaca que no se debe olvidar que España es de los países con más profesionales. De ahí que insista en que aunque la Comunitat se encuentre por debajo de esa media, «sobran médicos». En Enfermería aumentaron un 1,5% las colegiaciones al pasar de 25.154 en 2013 a 25.524 el año pasado.

Envejecimiento

Otro de los datos que se desprenden del INE es que los recortes han envejecido las plantillas de médicos y enfermeras de la provincia de Alicante. Las medidas de ahorro aplicadas por Sanidad están provocando que las bolsas de jubilados aumenten de forma muy considerable, mientras que el porcentaje de profesionales en activo con menos de 45 años ha caído desde 2008.

La evolución de las jubilaciones merece especial atención. La Conselleria de Sanidad fue una de las autonomías que decidió poner en marcha una medida polémica como fueron las jubilaciones forzosas a los 65 años con el objetivo de ahorrar y rejuvenecer sus plantillas médicas. Una medida que fue tumbada por el TSJ de la Comunitat, pero que finalmente la Conselleria sacó adelante.

En el caso de los facultativos colegiados, durante el pasado año dejaron de estar activos un centenar. Una cifra mucho mayor a la que se registraba en periodos anteriores cuando se producía una media de 30 jubilaciones anuales porque muchos decidían prorrogar su actividad unos años más.

Esta medida, junto a la tasa de reposición que ha estado fijada en el 10% (ahora ha subido al 50%) no ha ayudado al relevo y con los datos de colegiación se muestra que un 37,9% de los médicos tiene menos de 45 años (1,5 puntos más bajo que antes de la crisis). En Enfermería el 51% está por debajo de los 45 años, tres puntos menos respecto a 2008.