Excarcelan a un niño tras chocar dos vehículos en Santa Pola

El siniestro provocó importantes retenciones en la N-332

R. A.ALICANTE

Los bomberos pertenecientes al Consorcio Provincial tuvieron que excarcelar a un niño que había quedado atrapado entre el amasijo de hierros que se formó en un vehículo tras el choque frontolateral con otro coche en la carretera de Santa Pola, a la altura del Hotel Rocas Blancas. El accidente se produjo sobre las 19.00 horas.

Según fuentes del Consorcio Provincial, se vieron obligadas a actuar un total de tres unidades de los bomberos, así como diversas unidades del Samu (transporte urgente dependiente de la Conselleria de Sanidad), además de la Guardia Civil de Tráfico, que reguló la circulación durante buena parte de la tarde de ayer.

El siniestro provocó importantes retenciones en la N-332 antes y después de los accesos al municipio de Santa Pola, punto en el que tuvo lugar el siniestro de circulación, que provocó heridas de diversa consideración a, al menos, siete personas, pertenecientes a dos familias distintas, según explicaron a este diario fuentes del Consorcio Provincial de Bomberos.

La circulación fue ayer fluida, salvo este accidente, en la red viaria provincial y no había constancia de ningún otro siniestro de tráfico de consecuencias graves.