El Orihuela hace valer su victoria en Los Arcos

El Orihuela hace valer su victoria en Los Arcos

El equipo amarillo supera la primera eliminatoria del 'play off' al no encajar goles en el césped artificial del Adarve

C. M. A.ORIHUELA

El Orihuela consiguió ayer su objetivo de pasar la primera ronda eliminatoria contra el Unión Adarve en su partido de vuelta en tierras madrileñas, choque que se saldó con empate a cero gracias al buen trabajo defensivo de los hombres que comanda el manchego Francisco Onrubia. El plantel oriolano superó todos los escollos que plantearon los unionistas, ya que las instrucciones de su preparador, Lolo Galván, pronto se plasmaron sobre el terreno de juego, pero los de la Vega Baja supieron aguantar las arremetidas del Adarve desde el minuto uno.

0 U. ADARVE

0 ORIHUELA

Los dos equipos se habían entrecruzado acusaciones sobre el juego desplegado en el partido de ida, la dureza de los ayer locales y denuncias al Comité Antiviolencia hacia Onrubia por sus declaraciones posteriores, pero a la hora de saltar al terreno lo hicieron de forma conjunta, expresión de que lo que ocurrió siete días antes quedó olvidado.

Los amarillos se encontraron con un castigado césped artificial, en peores condiciones de lo que preveían. Así el bote largo del balón y la imprecisión en los controles marcaron buena parte del desarrollo de los noventa minutos, en los que estuvieron en todo momento animados por varias decenas de aficionados escorpiones que no dudaron en pegarse un madrugón para apoyar a su equipo.

De entrada el planteamiento del Adarve fue el esperado y desde los primeros compases sus arremetidas fueron la nota dominante, con un susto inicial tras cometer una falta Álex García. Los saques de banda en busca de sus delanteros fueron otra de las tónicas, con balones largos para convertirlos en medios centros o poder sacar jugo de segundas jugadas o rechaces, pero Onrubia quiso que el delantero Antonio fuese el primer hombre en defender las acometidas, papel que cumplió a rajatabla.

El Orihuela vio discurrir los minutos a su favor en espera de contar con alguna oportunidad y materializar un gol a la contra, que no llegó, pero la red tejida en defensa valió para mirar el reloj más que la portería contraria. No hizo falta debido a la renta de dos goles en Los Arcos, pero tampoco se libró de sobresaltos. En el minuto 13 el local Martín dispuso de una buena ocasión frente a Emilio, al que encaró en solitario, pero el meta amarillo se tiró a sus pies y desbarató la jugada. Pasaba el tiempo y las riñas comenzaron a llegar. En varias estuvo el local Cavadas, en algunas con Antonio y en otras con todo el que se encontró, lo que le valió su expulsión por otra con Piñera y Vivanco.

El Orihuela dispuso de un buen lance en la primera mitad tras un córner en el que De las Heras metió el puño antes que Del Cueto conectara un cabezazo. Los amarillos buscaron elaborar el juego y quitarse la presión pero no era el día. Tocaba sufrir en defensa, con orden y conjunción, y a esperar. Un zurdazo de Urzáiz tras regate de Vivanco, que paró el portero, les llevó al descanso. En la segunda parte el Orihuela fue superior y buscó jugar al espacio aprovechando el desgaste del Adarve. Onrubia tiró de banquillo para refrescar el juego y en el minuto 68 Tonino desperdició un contragolpe en el que solo lanzó fuera por poco y que hubiera dado la tranquilidad al Orihuela. El Adarve siguió a su juego hasta el final y el Orihuela a no entrar en provocaciones y hacer bueno el empate a cero que les bastó para zanjar la eliminatoria.