Saltar Menú de navegación

Alicante

Hemeroteca |
VALENCIA - ALICANTE - CASTELLÓN | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

La Marina

02.09.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Los vecinos de Xàbia podrán depositar escombros y residuos peligrosos en el nuevo ecoparque
ECOPARQUE. El recinto se está construyendo en el Camí les Sorts, junto a la perrera. /LUCÍA RONDA
Ni siquiera algunos concejales sabían que con los fondos Zapatero se está construyendo en Xàbia el largamente demandado ecoparque. El proyecto había pasado desapercibido bajo el nombre de Punt Verd Municipal pero lo cierto es que está ya en ejecución en una parcela del Camí Les Sorts, junto a la perrera.
El ecoparque mejorará la atención ciudadana ya que aceptará deshechos prohibidos en los puntos verdes como los escombros a nivel doméstico, el vidrio plano, los residuos calificados como peligrosos (pilas, baterías, fluorescentes o aceites). Asimismo habrá más espacios donde tirar maderas, enseres, electrodomésticos o plástico.
El nuevo recinto también permitirá al Consistorio mejorar la gestión y obtener beneficios si los vecinos reciclan ya que contará con una zona de trasferencia destinada a compactar el papel cartón, con lo que se abaratarán costes en transporte.
En este sentido la edil del departamento, Doris Courcelles, pidió la máxima implicación vecinal y recordó que por cada tonelada de vidrio o cartón que se reciclan, el Ayuntamiento recupera dinero del mucho que ha de destinar al servicio de recogida de residuos.
El ecoparque, con cargo a los fondos estatales, supone una inversión de 205.835 euros y deberá estar terminado a finales de año. No obstante, su apertura no solventará uno de los problemas más grandes que acarrea Xàbia en gestión de residuos: los restos de poda.
El modelo de municipio, disperso en chalés unifamiliares, provoca que el mantenimiento de jardines arroje una gran cantidad de despojos verdes que, desde que cerró Ramblars, no hay donde depositar o triturar.
Como explicaron desde el departamento de Medio Ambiente, desde que se ordenó la clausura del antiguo vertedero, el Ayuntamiento no puede contratar a ninguna empresa para que se haga cargo de la recogida y gestión de este tipo de restos. Por ello, se funciona con una prórroga indefinida a la última mercantil que prestó el servicio, Green Ramblars. Esta usa de forma oficiosa el antiguo vertedero para acopiar y triturar el verde. Después, el Ayuntamiento le paga seis euros por cada metro cúbico que transporta fuera del municipio, lo que suele rondar los 400.000 euros anuales.
Hasta la fecha, la Conselleria ha «tolerado» este uso pero debería de liderar una solución que diera respuesta «supramunicipal» a un problema que también sufren otras poblaciones de la comarca como Dénia.
Plan Zonal
Por el momento, el Plan Zonal de Residuos de la zona no ha contemplado una salida a las muchas toneladas de verde que se generan en la comarca, ya que sólo preveía utilizar una pequeña cantidad de estos residuos para producir metano.
A pesar de que pueblos como Benissa abrieron una planta de compostaje y que Dénia también aplica este proceso a las algas que retira de las playas la realidad es que la salida comercial del compost es bastante limitada.
Por ello, desde Xàbia opinan que una opción viable sería crear una fábrica de biomasa (fuente de energía creada a base de materia orgánica) pero para ello hace falta que se resuelva cuanto antes el futuro de Ramblars y los usos permitidos y así poder garantizar una explotación a largo plazo a aquellas empresas interesadas en impulsar un proyecto que precisa de una fuerte inversión.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS