Saltar Menú de navegación

Alicante

Hemeroteca |
VALENCIA - ALICANTE - CASTELLÓN | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

La Marina

La Marina

Las viviendas del sector carecen de cédula de habitabilidad, el área no tiene alumbrado público y la limpieza es escasa
22.05.09 -
Vota
0 votos

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Vecinos de Xàbia denuncian la inseguridad que sufren en la zona de Pou del Moro
JARDINES. El abandono de las zonas públicas del entorno es notable además de carecer de alumbrado público. /JOSÉ IGLESIAS
Sin alumbrado público y hasta hace unos meses sin servicio postal ni de limpieza. Los vecinos de Pou de Moro, en Xàbia, arrastran desde hace años una situación irregular que el Ayuntamiento no parece tener prisa en solucionar.
Cuando se edificaron las fincas en las calles José de Espronceda y aledañas, el urbanizador no cumplió con uno de los requisitos básicos del convenio urbanístico: elevar un muro de contención entre las casas y el cauce del río Gorgos. Esto es lo que alega el Consistorio para denegarles la cédula de habitabilidad y no recepcionar la unidad urbanística.
Por ello, no les aprovisiona de alumbrado viario, mantenimiento de jardines o contenedores.
Por si fuera poco, el Ayuntamiento ha elegido esta zona para depositar los escombros de las obras del Centro Histórico y sólo pasan a limpiar las calles una vez por semana. Sin otra opción, los residentes utilizan los basureros de un supermercado que hay a escasos metros. Pero eso sí, muchos afirman tener miedo de ir a tirar la basura, ya que toda la manzana parece una «boca de lobo», con oscuridad cerrada, lo que contribuye a que el lugar sea frecuentado por grupos que practican botellón y que se viva una gran inseguridad.
Poco a poco se van solucionando carencias como el reparto del correo. No obstante, el carecer de cédula de habitabilidad, no pueden pagar el IBI, un impuesto que, según dicen, «el Ayuntamiento nos cobrará acumulado y con recargo». Por el contrario, el Consistorio sí ha pasado al cobro el recibo a uno de los bloques.
Los vecinos están hartos y entienden que es un problema entre Ayuntamiento y urbanizadora.
El único intento de legalizar la zona fue a finales de 2008, cuando el ejecutivo se disponía a acordar el cobro por vía de contribución especial a los propietarios la construcción del muro, unos 500.000 euros. Los vecinos quieren saber porqué el Consistorio no utiliza los avales económicos de la constructora y se niegan a pagar de su bolsillo una obra cuyo único responsable de que no se cumpliera en su momento es el Consistorio.
Vocento
SarenetRSS