Saltar Menú de navegación

Alicante

Hemeroteca |
VALENCIA - ALICANTE - CASTELLÓN | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Comarcas

Comarcas

La oposición acusa a Cardona de no resolver la alegación del constructor que le denunció
06.02.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El alcalde de Benitatxell bloquea el PGOU hasta que el juez aclare si hubo cohecho
El alcalde de Benitatxell, Juan Cardona, abandona el salón de plenos y pasa, indiferente, ante el empresario Pedro Sánchez que le denunció.
Nuevo capítulo de surrealismo puro en el Ayuntamiento de Poble Nou de Benitatxell. Ayer, el alcalde, Juan Cardona, retiró del orden del día por segunda vez en la última semana los puntos relativos a la resolución de alegaciones al Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) y la aprobación del documento urbanístico. El equipo de Gobierno (Pideb), ajeno a las rutinas administrativas, incluso quiso sustentar con sus votos el aplazamiento, cuando estas decisiones son competencia del alcalde.

De nada valieron las airadas protestas de la oposición municipal, alucinada por esta nueva maniobra que sólo parece tener como objeto dilatar al máximo la tramitación de la queja de Pedro Sánchez, el constructor de Xàbia que denunció al munícipe y a su teniente de alcalde, Hannelore Rheindorf, por un presunto delito de cohecho.

De hecho, Sánchez siguió la sesión entre el público y al término del pleno aseguraba estar seguro de que toda esta increíble situación se debe a su caso y al aplazamiento de su declaración ante el juzgado.

El debate del planeamiento urbanístico se hizo esperar hasta el final del pleno. En el ambiente reinaba la incertidumbre por ver cómo afrontaría el Ejecutivo el peliagudo tema. Tras leer el enunciado, el alcalde dio la palabra a la portavoz de su partido, Nieves García, quien pidió que las decisiones sobre el PGOU se dejaran sobre la mesa "para dar más tiempo de exposición pública" a los documentos y que "toda esa gente que habla en la calle o en los bares vengan y lo vean con claridad".


Competencias
El edil del Bloc, Josep Femenia, saltó de inmediato. "Es el alcalde quien tiene la competencia de retirar un punto del orden del día pero es la tercera vez y a mí esas excusas no me valen". El nacionalista afirmó que es tarde para abrir la participación vecinal en el planeamiento, ya que lo correcto hubiera sido canalizarla a través de la Agenda Local 21 "antes de redactarlo".

De hecho, esta ventana a la participación vecinal no es más que pura fachada puesto que cuando el portavoz del PP, Antonio Colomer, preguntó a los ediles del Pideb si lo que pueda decir el pueblo durante este periodo de exposición "valdrá para que cambiéis vuestro voto o afectará a la resolución de las alegaciones", la respuesta fue simple: no.

El ejecutivo tampoco supo qué decir cuando el edil del PSPV, Josep Buigues, se interesó por saber "qué se hará con todas esas opiniones vecinales" a viva voz "que queréis escuchar ahora" cuando las alegaciones que se han presentado en tiempo y forma "han sido contestadas de forma pobre y casi insultante".

Lo único que acertó a decir la concejala Karin Mas fue que "la gente, sobre todo los extranjeros, tiene gusto de venir aquí a ver los planos y por qué no se lo vamos a dar". La edil del Pideb añadió que no hay razón para apresurarse "puesto que no perdemos nada ni tenemos la presión del tiempo como hace un año que si no lo aprobábamos el Ayuntamiento perdía mucho dinero".

El ejecutivo no bajó de sus trece ni siquiera cuando se propuso votar en contra del planeamiento y empezar desde el principio. Desde el Bloc se lanzaron las primeras dudas. "Esto no es de recibo, yo creo que el motivo es que hay un cisma en el equipo de Gobierno y no sabéis qué hacer", una hipótesis que compartió el PSPV. El PP se lamentó "la mala imagen y la sensación de inseguridad que da el Gobierno".

En fin, que el PGOU seguirá siendo un tiempo más el provisional que se aprobó este verano a prisas y envuelto en el caso de corrupción urbanística que sigue marcando la vida política en Benitatxell.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios

Noticias de Alicante y Comarcas

Ahora en Portada

Enlaces de Interes

Vocento
SarenetRSS