Saltar Menú de navegación

Alicante

Hemeroteca |
VALENCIA - ALICANTE - CASTELLÓN | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

C. Valenciana

Tema del día

Los alcaldes de la Safor exigen al Gobierno que acelere las soluciones a la carencia de arena
Los alcaldes de la Safor exigen al Gobierno que acelere las soluciones a la carencia de arena

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
La falta de diques permite que el mar sepulte por cuarta vez las playas
Las consecuencias del temporal dejaron ayer la playa de Almassora con un aspecto muy diferente al habitual y con mucha suciedad.
El temporal ha vuelto a cebarse con las playas valencianas, especialmente con las de la Safor, la mayoría de las cuáles fueron sepultadas por la crecida del mar. La de este fin de semana ha sido la cuarta tempestad de 2008 y los alcaldes afectados ya están cansados porque entienden que hacen falta medidas urgentes, como la construcción de diques.

Cada vez que el mar se desboca, su fuerza engulle sin problema las playas de la comarca, dejando un panorama desolador sin el más mínimo espacio para poner una sombrilla.

La incertidumbre se ha trasladado a los propietarios de los chalés y apartamentos situados en la primera línea del litoral sur de la Safor, que ven con preocupación cómo la falta de arena en las playas las convierte en una presa fácil cada vez que hay un temporal, aunque este año ya se han acostumbrado.

Los munícipes han elevado esta preocupación a la Dirección General de Costas. El alcalde de Piles, Vicent Císcar, contactó ayer con la demarcación territorial de este departamento dependiente del Gobierno para dar cuenta, una vez más, de cómo ha quedado el litoral de su localidad.

"El temporal de esta pasada semana ha dejado sin arena nuestras playas, pero no ha sido peor que los otros tres que hemos padecido este año", indicó la primera autoridad. La Universitat Politécnica de València (UPV) está elaborando un informe para determinar qué medidas deben adoptarse para frenar esta situación, sin que por el momento se haya concretado ninguna.

Císcar consideró que la citada entidad educativa "debería dar ya algunas soluciones que contribuyan a frenar el descenso de arena". Pese a que el estudio todavía no esté acabado, ya que abarca "una gran franja de costa desde Cullera hasta Dénia, sí que se podrían dar claves con medidas correctoras para que no sean necesarios más trasvases de arena".

Y es que esta solución está demostrando no ser eficiente. Cuando se ejecutan estos trasvases las playas presentan una buena imagen, pero todo el trabajo y dinero invertido se queda en nada con la llegada de cada temporal.

Pero Piles es sólo uno de los municipios de la comarca afectados. Oliva, Daimús, Guardamar, Bellreguard y Miramar también han visto como sus playas desaparecían bajo las olas y la fuerza del mar.

En este caso los daños no han sido significativos, ya que solamente las tuberías de los lavapiés han quedado al descubierto y, en algunos casos, desenganchadas. Eso sí, la suciedad acumulada es mucha y pasarán varios días hasta que los litorales de estas poblaciones recuperen su imagen habitual.

La fuerza del mar, aunque con olas de escaso tamaño, llegó a llevar el agua por encima de los paseos marítimos. Destacó especialmente el caso de Oliva donde algunos de los chalés de la segunda línea de costa tuvieron que achicar el agua del Mediterráneo.

La paciencia de los políticos afectados está agotada. Exigen al Gobierno soluciones definitivas y rápidas para la problemática que padecen más de 15 kilómetros de costa de la Safor ya que entienden que seguir realizando aportaciones de arena a los litorales "son parches" que, a su juicio, insuficientes y que dependen de las decisiones políticas de otros municipios.


Acampada arrasada
Si los litorales de la Safor fueron engullidos por el mar, en Sagunto lo que resultó arrasado fue una zona de acampada y varias viviendas que están situadas frente al mar. Se trata del cámping Malvarrosa y la urbanización Gato Montés en Almardá.

En el campamento hay decenas de damnificados. La peor parte se la han llevado cuatro parcelas próximas a las casas de Queralt (cercanas al mar) que fueron inundadas por el agua, que llegó a alcanzar el medio metro de altura.

Uno de los afectados es Jesús Robles, que tiene la cama empapada y tendrá que tirar la nevera porque se ha averiado. Otro de los afectados apuntó que las calles "parecían un río de agua". Sólo una avalancha de agua que se produjo en 2002 se asemeja a la actual.

La avenida cogió por sorpresa a los dueños de las caravanas. "Estábamos durmiendo cuando nos despertaron los vecinos y empezamos a achicar agua sin parar", señaló una afectada, quien criticó la falta de información por parte de los propietarios del cámping "que ni siquiera nos avisaron".

Por otra parte, las terrazas exteriores de las casas de la urbanización se vieron completamente abarrotadas de piedras a causa de la fuerza del mar. De hecho, ayer una máquina excavadora tuvo que emplearse a fondo para extraer todo el material acumulado.

Uno de los propietarios explicó que el espigón de Burriana "retiene el material y no deja que se deposite en el resto del litoral, por lo tanto en la zona sur (Almardá) cada vez hay menos playa porque el agua se va comiendo la arena".

Incluso los bomberos tuvieron que intervenir en el área residencial para achicar agua en algunas calles ya que esta zona se encuentra casi al nivel del mar y no es la primera vez que el agua las cubre.

Otra ciudad afectada es Cullera. El temporal ha cambiado por completo el paisaje de una playa en la que nada está en su sitio. Desde el grupo de Puertos de la ciudad aseguraron que todo fue muy rápido por lo que les cogió "desprevenidos y poco pudimos hacer". El paseo marítimo quedó anegado hasta el punto de que ni las escobas están pudiendo retirar toda la suciedad acumulada.

Las playas de Les Marines de Dénia y El Arenal de Xàbia fueron otras dos que fueron sepultadas por el agua. En la primera de las ciudades también resultaron afectados otros puntos del litoral como Marineta Cassiana y Les Deveses, donde también aparecieron gran cantidad de algas que habían sido arrastradas por el mar.

Los camiones, palas y operarios de la empresa que gestiona la limpieza de la costa llevan tres días trabajando para devolverles su aspecto habitual. Incluso ayer mismo los vehículos pesados iniciaban la retirada de los diques que se formaron el sábado para tratar de frenar las avenidas de agua.

Pese a las importantes olas de hasta cinco metros de altura no se han tenido que lamentar daños de consideración, salvo los desperfectos en algunos restaurantes situados en la primera línea de costa.

También quedó cubierta la playa de Pinedo en Valencia. Un lugar en el que se produjo una de las imágenes del temporal con la aparición de varios surfistas.

Por contra, Gandia es la ciudad donde se produjo la única víctima del temporal en la Comunitat. Una ola de consideración arrastró al mar a una pareja, un hombre de 53 años y una mujer de 43. La valiente actuación de un policía local, que se lanzó al agua, consiguió rescatar a la fémina, pero nada se pudo hacer por la vida del varón.

El conseller de Gobernación, Serafín Castellano, aseguró ayer que la tempestad causó daños materiales en "prácticamente todas las localidades costeras" de la Comunitat, así como en los puertos pesqueros e instalaciones náuticas. El titular del área destacó las actuaciones que se han realizado en Castellón, Sagunto, Cullera, Gandia, Alcossebre, Benicàssim o Benicarló.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios

Noticias de Alicante y Comarcas

Ahora en Portada

Enlaces de Interes

Vocento
SarenetRSS