Saltar Menú de navegación

Alicante

Hemeroteca |
VALENCIA - ALICANTE - CASTELLÓN | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Portada

La Marina

La zona junto al río Gorgos se urbanizó hace 15 años sin imponer la barrera de contención
07.10.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Xàbia exige ahora a los propietarios que paguen un muro de seguridad que perdonó a la promotora
El margen del cauce del río Gorgos, donde debería haberse construido el muro.
Compraron su casa con todas las garantías y ahora se encuentran con que el Ayuntamiento de Xàbia les exige una contribución económica especial para alzar un muro de contención con el que frenar hipotéticas crecidas del río Gorgos.

Son los vecinos del sector Pou de Moro 1 (calles José de Espronceda y adyacentes), una zona que empezó a desarrollarse urbanísticamente hace unos 15 años. Según denunció ayer Nueva Jávea, cuando el Consistorio marcó las obras previas de urbanización para convertir lo que eran campos de naranjos en suelo urbano no incluyó como condición obligatoria este margen, a pesar de que en el Plan General del 90 ya se contemplaba su construcción.

Ha pasado más de una década, tiempo en el que el Ayuntamiento certificó la finalización de las obras de urbanización y el sector se vendió en solares listos para la edificación sin que el Consistorio se acordara tampoco de exigir esta medida de seguridad a los constructores, muy vinculados a la política local. Ha sido ahora, cuando las casas han sido vendidas cuando el gobierno municipal ha decidido cargar el mochuelo a particulares a través de una contribución especial cuya cuantía no ha trascendido.

Aproximadamente, el coste total del muro alcanza el medio millón de euros y la factura de cada uno de los afectados se calculará a través del aprovechamiento urbanístico de sus parcelas. El Ayuntamiento javiense ya ha advertido a los residentes que hasta que no se alce el muro no obtendrán la licencia de primera ocupación o cédula de habitabilidad.

Al respecto, el concejal Paco Catalá lamentó que el Consistorio use este "último documento que puede expedir" como "arma de intercambio o chantaje" para cargarle el coste de una infraestructura básica "al más débil". Catalá también criticó que las autoridades solo se hayan acordado del muro para contener las aguas ahora.

Para el edil Oscar Antón el asunto es cuanto menos "misterioso" puesto que el Ayuntamiento "con la cobertura de algunos técnicos han dejado exento de pago a quien obtuvo plusvalías e hizo negocio con la transformación del suelo". Antón pregunta por qué no se exigió este muro como carga de urbanización y lamentó que por una pésima gestión municipal "se grave aun más a unos ciudadanos que carecen de cédula de habitabilidad, de servicio postal, de contador de agua o electricidad".

El portavoz de Nueva Jávea quiso aclarar que sus críticas no buscan que sean las arcas municipales quienes costeen esta infraestructura sino que emplaza al gobierno local a estudiar la manera de cargar este dinero a los promotores a través de avales depositados o a negociar con la Confederación Hidrográfica del Júcar "quien debería colaborar económicamente si es una obra de seguridad".

Antón aseguró que el alcalde, Eduardo Monfort, tenía previsto aprobar esta orden en el pasado pleno pero que "dado su nivel de desprestigio en el que ha caído por sus últimas decisiones debió posponerlo para algún momento de descuido o algún pleno extraordinario matinal". No obstante, el edil garantizó que Nueva Jávea estará al tanto para que este "abuso quede en grado de tentativa y no se consume".
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS