La variante de El Campello se abre al tráfico de forma provisional para descongestionar la N-332

El tramo de 3,2 kilómetros permite eludir la travesía al conectar el norte del municipio con la A-7

J. L.ALICANTE
La nueva variante de El Campello, a la altura de la rotonda de acceso desde la carretera de Busot, ayer poco después de su apertura al tráfico./
La nueva variante de El Campello, a la altura de la rotonda de acceso desde la carretera de Busot, ayer poco después de su apertura al tráfico.

La nueva variante de El Campello, que conecta el norte del municipio con la A-7 y permite evitar la travesía de la N-332, se abrió ayer al tráfico para descongestionar el paso de vehículos por este municipio de L'Alacantí, a pesar de que el tramo de enlace de la carretera nacional con el inicio de la variante, que está libre de peaje, todavía no está construido y se ha tenido que habilitar un acceso provisional hasta que se acometan las obras.

La travesía de la N-332 a su paso por el municipio de El Campello soporta una elevada densidad de tráfico que además no pueden circular con fluidez debido a la existencia de numerosos cruces regulados por semáforos así como un creciente número de accesos a naves industriales que han incrementado aún más si cabe el tránsito de vehículos pesados durante los últimos años.

La Subdelegación del Gobierno en Alicante señaló ayer en un comunicado la conveniencia de abrir este vial, aunque sea de forma provisional, para descongestionar de tráfico la travesía de El Campello, una vez que el tramo principal de la variante, de 3,2 kilómetros de longitud, está acabado y listo para entrar en servicio.

La nueva carretera consta de una única calzada con dos carriles -uno para cada sentido de circulación- y conecta la A-7 desde el extremo norte de la actual circunvalación de Alicante, justo antes del área de peaje de la AP-7, con la A-180 y con la actual N-332 al norte del municipio.

La nota informativa de la Subdelegación del Gobierno precisa que el trazado de este tramo de carretera está diseñado para circular a una velocidad máxima de 80 kilómetros por hora y dispondrá de una calzada con dos carriles, uno por sentido, de 3,5 metros de ancho y con arcenes de 2,50 metros.

El presupuesto estimado de la inversión es de 8,4 millones de euros y ha sido sufragada íntegramente por la constructora Ciralsa, adjudicataria de la autopista de circunvalación de Alicante AP-77, que desde el pasado mes de septiembre sigue a la espera de que el Ministerio de Fomento dé el visto bueno para su puesta en funcionamiento, ya que las obras están acabadas.

Obra complementaria de la AP-77

Esta variante es una de las obras complementarias que Ciralsa se comprometía a hacer a cambio de la concesión de las obras y la explotación de la AP-77. Este convenio incluía la apertura de forma simultánea de todos los tramos, entre ellos, además de la circunvalación de El Campello, estaban el camino de Castilla, el tercer carril de la autovía A-70 entre Alicante y Elche, la vía parque Elche-Crevillent y la variante de San Vicente -abierta al tráfico la semana pasada- .

También estaba incluido el proyecto de rehabilitación de la autovía A-31 en el tramo Alicante-Bonete, sin embargo esta actuación tuvo que quedar fuera del acuerdo debido al retraso acumulado en la declaración de impacto ambiental. En compensación, Fomento exigirá a Ciralsa una rebaja en el peaje, que inicialmente se fijó en dos euros para el tramo completo de 28,5 kilómetros.

Fotos

Vídeos