González incendia el Masters con su victoria ante Federer

El chileno aguanta el vendaval inicial del helvético para batirle después. Roddick gana a Davydenko en el otro choque del grupo

Federer se tapa la cara con una toalla en su partido ante González./
Federer se tapa la cara con una toalla en su partido ante González.

Bombazo en el estadio Qi Zhong de Shanghái. El suizo Roger Federer, líder mundial y defensor del título en la Copa Masters, perdió por primera vez en once enfrentamientos con el pegador chileno Fernando González (7) por 3-6, 7-6 (1) y 7-5 en dos horas y cuatro minutos. Era uno de los partidos correspondientes al Grupo Rojo. En el otro de la segunda jornada del torneo, el estadounidense Andy Roddick superó por 6-3, 4-6 y 6-2 al ruso Nikolay Davydenko en dos horas y dos minutos.

Ver para creer. Federer, que tuvo unos comienzos arrolladores en su duelo con González, fue cayendo en errores a raíz de anotarse el primer set. Al mismo tiempo, tras recibir aquel correctivo de la primera manga, el chileno decidió jugarse el todo por el todo en cada punto. Se decantó por el llamado tenis de alto riesgo. González es uno de los pocos profesionales con extraordinaria capacidad para la pelea. Cuando está en vena de aciertos, como en esta ocasión, hay que descubrirse, porque no parece sino que consigue convertir en disparos la mayoría de sus golpes. Entre sus virtudes y los fallos en que incurrió inexplicablemente Federer están las razones del tropiezo sufrido por el de Basilea.

En cinco participaciones en la Copa Masters, nunca, hasta ahora, Federer había sido derrotado en partido de la liguilla. Aquel arranque trepidante del primer set se transformó después en un camino surcado de dificultades a causa de sus propios errores. González, que contó con el apoyo de un numeroso grupo de compatriotas, fue convenciéndose de que el rival no era invencible y así, gracias a sus derechas fulminantes y su excepcional mecánica para fabricar el revés, pudo encarrilar un partido que no presentaba buen color para él.

A Federer no le bastó en este caso la magia de su raqueta. Brindó lo mejor de su repertorio durante la media hora del primer set, pero acto seguido dejó que el sudamericano cobrase firmeza en sus golpes cruzados. El caso es que el helvético acabó doblando la rodilla frente a un oponente al que había doblegado en los diez partidos anteriores, incluida la final del Open de Australia de este mismo año. Pese al tropiezo, Federer tiene aún posibilidades de acabar campeón del Grupo Rojo, lo que le permitiría afrontar la semifinal con la ventaja de tener que verse con el segundo jugador del Grupo Oro.

Roddick, sin resentirse

Dos de los clasificados que ofrecían dudas por sus respectivas lesiones, Andy Roddick y Nikolay Davydenko, acudieron a la cita sin resentirse en el encuentro que disputaron del Grupo Rojo. El americano de Nebraska se presentó en Shanghái tras un largo parón a causa de sus molestias en una rodilla y en un pie. Davydenko tuvo que superar una tendinitis en su codo derecho.

A la vista del desarrollo del primer set, todo parecía indicar que el estadounidense tenía alfombrado el camino hacia la victoria. Sin embargo, el ruso reaccionó para anotarse la segunda manga. Después, en la tercera, el saque de Roddick fue decisivo. Con ese recurso el norteamericano fue capaz de obtener un primer triunfo en la liguilla de su grupo.