Soler desvela que Calderón le pidió precio para fichar a Silva

El presidente asegura que el Real Madrid pretendía al canario y no a Villa

Juan Soler hace un gesto con su mano derecha durante su alocución en la junta general./
Juan Soler hace un gesto con su mano derecha durante su alocución en la junta general.

"No te preocupes, Juan, que si tú me dices que no, no lo vamos a tocar". Con esa escueta frase, Ramón Calderón puso fin al asunto durante na charla con el presidente el Valencia, en la que el dirigente del Real Madrid había mostrado interés en el fichaje de David Silva y Juan Soler le había respondido que no perdiera el tiempo.

Fue durante una conversación que mantuvieron ambos presidentes la temporada pasada, cuando el Valencia visitó el Bernabéu. "Comimos en la Ciudad Deportiva, en Valdebebas, y Ramón me hizo la pregunta, porque entonces estaba surgiendo en los medios de comunicación el tema de David Villa".

El Guaje aparecía día si día también como un objetivo prioritario para el equipo madridista. "Entonces él me aseguró que nunca habían prestado interés por David Villa y que de verdad en el que se podían fijar era en David Silva".

Juan Soler desveló esta conversación en el transcurso de una conferencia de prensa que ofreció ayer al concluir la junta general del club. El mandatario blanquinegro explicó que con sus homólogos del Real Madrid, Ramón Calderón, y Barcelona, Joan Laporta, mantiene un pacto de no agresión. "Es un acuerdo, de palabra, por el que no tantearemos jugadores siempre y cuando no hablemos previamente entre los presidentes. Ramón me hizo entonces esa pregunta, yo le dije que no perdiera el tiempo, y su respuesta fue esa, que no me preocupara, que no iban a insistir."

Juan Soler agregó que tiene constancia de que ha habido cantos de sirena con el joven futbolista canario, pero que el Real Madrid "aquél día cerró la intención de ficharlo. Después -prosiguió su explicación-, nosotros hablamos con su representante, con el que ya habíamos mantenido otros contactos previos, con la intención de mejorar y actualizar el contrato del jugador".

El presidente del Valencia aseguró que aquella charla en Valdebebas ha sido la única conversación que ha mantenido relacionado con el interés de otro club por fichar un jugador de la actual plantilla. "Todo lo demás... Nadie se ha dirigido al club ni a mí como presidente ni al director deportivo preguntando por determinado futbolista. Lo único que se ha conseguido con todo lo que se ha venido diciendo ha sido desestabilizar a unos jugadores", dijo.

Revertir una situación

Durante la conferencia de prensa, Juan Soler habló de muchos asuntos, y entre ellos del momento deportivo del Valencia, que calificó de "muy duro". Hace unos días, tras la derrota de su equipo ante el Rosenborg, en partido de la Champions, el presidente recibió la que ha sido su primera pañolada por parte de la afición de Mestalla.

Juan Soler insistió en que pese a tratarse de una situación difícil, estaba convencido de que iba a cambiar para bien. "El fútbol es un juego y la pelotita a veces es muy caprichosa. Pero esta es una situación que considero pasajera y que debemos capear. Estoy convencido de que muy pronto va a quedar reconvertida", añadió el dirigente.

Tras los recientes gritos de "Quique vete ya", que desembocaron en la destitución del entrenador y al insistirle sobre si él presentaría su dimisión si la afición seguía mostrándose crítica por su gestión, Juan Soler afirmó que eran situaciones diferentes. Acto seguido, en un rápido análisis de su gestión, el presidente dijo que no se arrepentía de nada de cuanto ha hecho desde que hace tres años inició su andadura al frente del Valencia, "porque en el momento en que llevas a cabo algo, se hace siempre de corazón para que salga bien. Sin embargo -añadió rápidamente-, cuando ves que hay que cambiar porque algo sale mal, a mí no se me caen los anillos para rectificar. Todo lo que he hecho, ha sido pensando en el bien Valencia", sentenció.