La inglesa Radcliffe y el keniano Martin Lel ganan en Nueva York

La atleta británica triunfa en su regreso después de dar a luz

La británica Paula Radcliffe posa junto a su hija Isla tras adjudicarse el maratón de Nueva York./
La británica Paula Radcliffe posa junto a su hija Isla tras adjudicarse el maratón de Nueva York.

La británica Paula Radcliffe, plusmarquista mundial, regresó de manera exitosa al maratón después de dos años de ausencia con un brillante triunfo en Nueva York , cuya prueba masculina de 2007 fue para el keniano Martin Lel, ya ganador en 2003.

Radcliffe, que había corrido su último maratón en los Mundiales de Helsinki 2005 y estuvo desde entonces inactiva en la distancia debido a problemas físicos y a su maternidad, venció ayer con un tiempo de 2 h. 23:09, con 23 segundos de ventaja sobre la etíope Gete Wami, la única que fue capaz de aguantar su ritmo hasta el momento definitivo de la prueba.

La atleta británica, de 33 años, dio a luz el pasado 17 de enero a su hija Isla, presente en la línea de meta junto a su padre Gary Lough, y reapareció con un segundo puesto el 30 de septiembre en el medio maratón en Newcastle, la que fue su primera carrera desde que participó el 31 de diciembre de 2005 en la San Silvestre Vallecana.

Radcliffe había fijado este maratón como su reencuentro con la elite, con una prueba emblemática en la que venció en 2004, para demostrarse a sí misma y a todo el mundo que puede seguir siendo la misma atleta que tiene el récord universal en 2 h.15:25.

Y no falló la plusmarquista mundial, que, como es habitual, impuso un ritmo infernal desde la salida, al que solamente pudo responder en esta oportunidad la etíope Gete Wami, medallista olímpica y mundial y otra de las grandes del maratón .

Ambas se marcharon en solitario sin remisión. Por atrás, poco podían hacer la letona Jelena Prokopcuka, ganadora en Nueva York los dos años anteriores, la rusa Lidiya Grigoryeva y la keniana Catherine Ndereba, campeona del mundo y ex plusmarquista mundial. Las diferencias entre Radcliffe, Wami y el resto fueron en aumento y quedó rápidamente claro que, de no existir un desfallecimiento de ambas, se iban a jugar entre ellas el triunfo.

La prueba masculina fue similar en su resolución en cuanto a los últimos kilómetros, porque el grupo de favoritos tardó en romperse mucho más. Los que se jugaron la victoria fueron el keniano Martin Lel y el marroquí Abderrahim Goumri, que buscó la gloria tras su fracaso en los Mundiales de Osaka cuando partía en el grupo de favoritos.

En esta oportunidad el keniano dio el cambio definitivo a falta de 500 metros y logró su segunda victoria en Nueva York.